Derinkuyu, una increíble ciudad subterránea en Turquía
0 votos

Derinkuyu, una increíble ciudad subterránea en Turquía

En la región histórica de Capadocia, Turquía, existen unas 37 ciudades completamente subterráneas y actualmente abandonadas. Excavadas en tiempos donde la reclusión era sinónimo de supervivencia y protección ante los ataques enemigos, Derinkuyu es una increíbles ciudad laberíntica bajo tierra, con hasta 20 niveles que alcanzan unos 40 metros de profundidad, llegando a alojar en sus épocas de esplendor, hasta diez mil personas.

Imagen tania ho

Derinkuyu es una de las ciudades subterráneas de la región de Capadocia. Situada en Anatolia central, una zona de Turquía, su nombre significa literalmente pozo profundo. De hecho, la ciudad es un laberinto excavado desde el siglo VII en suelo volcánico, con varios niveles de profundidad. Increíblemente, la ciudad-pozo de Derinkuyu alcanza hasta 20 niveles subterráneos, una verdadera ciudad refugio para los residentes ante los ataques y saqueos comunes en la época. Algunos investigadores, los únicos con permiso para acceder a todos los niveles de la ciudad, especulan con la posibilidad de que la ciudad sea aún más antigua que Faymakli, otra célebre ciudad subterránea. Hay que aclarar que toda información sobre Derinkuyu es reciente, si consideramos que las excavaciones comenzaron recién en el año 1963.

Imagen cassioandro

La ciudad es un ejemplo de una increíble modalidad de arquitectura subterránea. Abierta a las visitas del turismo, es posible observar la variedad de habitaciones y espacios dedicados a todo tipo de actividades: establos, salas de culto, cocina, bodegas y hasta un sistema de reservas de agua. Los espacios están unidos por túneles y escaleras no aptas para claustrofóbicos. Para asegurar la ventilación, se han encontrado hasta 50 pozos que comunican con el exterior.

Imagen synnwang

Los accesos a la “ciudadela” subterránea de Derikuyu, estratégicamente ubicados, no sumaban más de tres, y podían ser bloqueados rápidamente ante la amenaza de un ataque. Lo más sorprendente, es que existe un túnel de más de siete kilómetros de largo que se comunicaba con otra ciudad vecina, llamada Kaymakli. Los turistas, pueden visitar con guías los primeros ocho niveles. La experiencia es un verdadero viaje en el túnel del tiempo, a épocas donde ocultarse del sol, era una medida drástica pero sumamente efectiva.

Ver también El paisaje lunar de Capadocia

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>