Los que viajamos con el presupuesto justo sabemos apreciar todos los descuentos y ofertas con las que nos cruzamos. La tarjeta ISIC para estudiantes (y también la ITIC para maestros) ponen a nuestra disposición muchos beneficios que harán la diferencia en nuestros viajes.

Imagen Flickr

El costo de la tarjeta es de entre 10 y 15 dólares (depende del país donde se tramite). La misma tiene una validez determinada que nada tiene que ver con el momento en el que la tramitamos (de 16 meses, desde septiembre hasta diciembre del siguiente año, y desde enero hasta agosto del siguiente).

La tarjeta es aceptada en todo el mundo como garantía de que somos estudiantes. Es más seguro que viajar con nuestra credencial universitaria, pues si nos roban o la perdemos, la tarjeta ISIC puede tramitarse en cualquier oficina ISIC del mundo (presentando fotocopias de los papeles requeridos). En muchos lugares donde hay descuentos para estudiantes es exclusivamente presentando esta tarjeta.

Muchas veces he leído en internet comentarios de gente que dice que el precio que se paga por la ISIC no cubre los descuentos que luego obtienes. Mi experiencia es completamente contraria: he conseguido descuentos de hasta un 50% en museos, conciertos, transportes, en teatro y ópera, en alojamiento, restaurantes y en algunos servicios. En mi caso, puedo decir que el beneficio fue de 5 veces lo que pague por la tarjeta, considerando que tuve que hacerla de nuevo porque la perdí, y, como es lógico, pagarla de nuevo.

Quienes viajen tratando de ahorrar, encontrarán en el sitio de internet hay listas completas con los descuentos por país. Entre ellos: descuentos en negocios de equipamiento de sky, casas de computación, alquiler de bicis, cines, farmaciasalojamiento, etc.