-    Escrito por javier

Tanzania, en las llanuras del Serengeti

Montañas, lagos, animales en libertad, las miradas del león avistando sus presas, o las jirafas corriendo por las grandes llanuras rodeadas de cebras… son imagenes que podemos evocar fácilmente cuando pensamos en África. Pero sobre todo, es Tanzania quien mejor puede ofrecernos esas fotografías típicas, esa lucha por la existencia, esa naturaleza salvaje. Es la magia de un lugar que a todos nos deja un recuerdo imborrable cuando lo visitamos.

Serengeti

Es la parte sur de Tanzania la más rica en este tipo de paisajes; la que nos puede ofrecer la variada fauna africana recortada sobre el fondo de las nieves perpetuas del Kilimanjaro. Y si todo ésto hay que asociarlo a un nombre, ese es Serengeti, el Parque Nacional más famoso de Tanzania, con casi 15.000 km2. Grandes llanuras en las que viven miles de animales y que es centro de muchas corrientes migratorias de África. Es el auténtico corazón de la África indómita.

Al sur de Tanzania además podemos disfrutar de la grandeza del lago Victoria, un lago que tiene ni más ni menos que ¡ 70.000 km2 !, el mayor de África, y el segundo lago de agua dulce más grande del mundo. Cerca está también el Parque Nacional de Rubondo.

Pero siguiendo con nombres que seguramente nos suenan a muchos, está el cráter de Ngorongoro, una depresión con una anchura de 20 km donde cohabitan los llamados cinco grandes: el rinoceronte, el león, el leopardo, el elefante y el búfalo. En sus cercanías se encuentra el Parque Nacional de Manyara, uno de los más pequeños de Tanzania, pero igualmente bello y al ser menos conocido, mucho más tranquilo, lo que también se nota en la vida de los animales. Si bien allí también podremos disfrutar de toda clase de animales en libertad, por lo que más destaca este parque es por los miles de flamencos que hay en las aguas de su lago, el Manyara, que da nombre al Parque.

Kilimanjaro

Y finalmente, el Kilimanjaro, la montaña más alta de África; aquella mítica cima a la que tanta referencia hacía Stewart Granger en Las Minas de Rey Salomón. Ver la figura recortada del Kilimanjaro levantarse imponente, con sus cimas nevadas, y una inmensa llanura a sus pies, es tener una imagen de la África más profunda. Con sus 5.895 metros de altura, visitarlo es una de las mejores experiencias que pueden tenerse, y que no debemos dejar, si estamos en las cercanías, porque allí se combinan paisajes casi espaciales, de cráteres volcánicos, con selva tropical y con la zona de las nieves perpetuas del pico Kibo.

Tanzania es naturaleza pura. Es la esencia de la vida salvaje.

Aunque no hay vuelos directos desde España, es fácil lograr algunos vuelos baratos desde ciudades europeas más grandes como París (Ver hoteles en París) o Londres (Ver hoteles baratos en Londres).

Foto 1: planetware

Foto 2: hedweb