Escrito por Tendenzias

Diez curiosidades para saber antes de viajar a Holanda

Parecen obviedades, pero para muchos no lo son. He seleccionado un listado de curiosidades con perfil turístico para saber a la hora de viajar a Holanda. Muchas de ellas serán muy útiles para anticiparnos a las sorpresas que nos puede deparar un país tan estimulante que se las ha ingeniado para sobrevivir en un territorio no siempre fácil:

 holanda-01

Imagen Tayser

1. Un país literalmente bajo: iniciamos el paseo con algunas dudas geográficas. Si tu pareja viaja con destino a los Países Bajos y tu billete dice “destino Holanda“, a no preocuparse, se trata del mismo país, que posee dos denominaciones oficiales. Pero además, Holanda es un destino que posee grandes áreas por debajo del nivel del mar, lo que no significa que sea necesario llevar un equipo de buceo, por defecto. El punto más alto de Holanda apenas alcanza los 323 metros de altura.

2. Un festival de formas y colores. Holanda con sus ciudades y paisajes, a pesar de ser un país pequeño, posee un estilo y una característica que lo hacen único, una armonía de combinaciones, formas y colores que dejan cuadro grabado para siempre en la memoria de cada visitante.

3. El país de las bicicletas. Lo mencionábamos en un post anterior: Holanda es el país con más bicicletas en circulación por habitantes del planeta, con casi dos bicicletas por cada automóvil. No faltarán una extensa red de carriles para bicicleta con más de 15.000 kilómetros de extensión.

4. Comunicación fácil. El idioma neerlandés no está muy extendido, pero es útil en regiones del norte de Europa incluyendo Francia, además de abrirnos las puertas en zonas más remotas como Surinam, las Antillas Holandesas y Aruba. Por si el neerlandés nos suena a chino, tampoco hay de que preocuparse. Casi todos los holandeses hablan algún idioma extranjero.

5. El país de los molinos. Los molinos de viento tan característicos son mucho más que una vieja postal: aún perduran unos 1.000 molinos de viento originales, por lo que no faltará en un tour una foto de colección.

6. El país de los museos: Holanda posee un paraíso para los amantes de la historia, el arte y la cultura en general, con sus más de 1.000 museos en su pequeño territorio. Sólo en Amsterdam podemos contar con 22 cuadros de Rembrandt y 206 obras del genial Van Gogh.

7. Pasión por las flores. Regalar flores será clásico pero poco original: en Holanda, la pasión por las flores es tal que cada hogar cuenta con un ramo de flores frescas a diario decorando alguna habitación.

8. Un rincón del mundo. En Amsterdam no será nada extraño encontrar algún residente de nuestra propia nacionalidad, cuando el país está poblado por colectivos de unas 200 naciones del planeta, con un aire multicultural y cosmopolita.

9. La ciudad de los puentes. Si Venecia es la ciudad de los canales, Amsterdam podría ser además la ciudad de los puentes: en la ciudad existen unos 1281 puentes atravesando cada canal.

10. Propuestas estimulantes. Para finalizar, en Holanda, siempre tienden a la tentación de alejarse de lo tradicional. En cuanto a alojamiento, existen opciones que toman distancia de lo clásico: es posible alojarse en un auténtico castillo, o hasta dormir en un barril de vino,  siempre con poco tiempo para el aburrimiento.

Via MHAE

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos