Escrito por Tendenzias

Iztaccíhuatl, una historia de amor en el volcán

Lo primero que debo reconocer ante la leyenda del Iztaccihuatl, el volcán que en su cumbre parece asemejarse a una mujer recostada, es que hace falta un poco de imaginación para verlo, pero vaya, que al menos algo antojadizo hay en su forma.

image

Imagen en Wikipedia

El Iztaccihuatl es un volcán extinto situado en el centro de México, y su nombre, (tan difícil te pronunciar), proviene de un personaje de la mitología azteca. El volcán posee varios picos, por lo que según como miremos, se puede al menos afirmar que parece una mujer recostada, una observación que también hicieron los aztecas en un fenómeno de pareidolia que logró desplegar una leyenda. De hecho, sus múltiples picos poseen denominaciones que van desde la llamada “Cabeza”, a 5.146 msnm, hasta “el Pecho”, o los “Pies”.

image

Imagen en Planeta curioso

Para los aztecas, el Iztaccihuatl es la representación de la princesa enamorada de uno de los guerreros de su padre, que ante una historia de amor a destiempo, quedaron convertidos en montañas para la eternidad.

Según la mitología, el vecino volcán Popocatépetl representa a su amor perdido, y entre ambos, una pareja que descansa recordando un amor infranqueable. Romanticismos y mitologías a un lado, el volcán es una silueta que se llega a ver desde la propia ciudad de México en días muy despejados. El volcán es el tercer monte más alto del país, y un destino para montañistas.

Casi en su cima, podremos descubrir glaciares, de hecho, el único que hay en México, y amenazado de desaparecer por el cambio climático. Además, a distintas alturas en sus laderas, existen sitios arqueológicos, que demuestran que la cultura azteca no sólo tenía predilección por el valor sagrado del Iztaccihuatl, sino que además, realizaron ascensos donde dejaron objetos rituales descubiertos en el último siglo.

LocuraViajes.com

Newsletter