Escrito por Tendenzias

Las leyes de Singapur

Singapur es famoso por sus espacios públicos pulcros, su organización y orden extremo, el marco perfecto para el turismo y la tranquilidad. Pero detrás del orden, y en forma silenciosa, se aplican (y respetan) una serie de leyes que son sumamente estrictas, y que muchos antes de viajar al país, deberían conocer.

image

Imagen Allie Caulfield

Singapur es un país de leyes estrictas, que se aplican con rigidez, pero el resultado parece ser positivo, si consideramos que poseen una de las mayores cantidades de turistas por metro cuadrado del planeta, con maravillas turísticas recientes como el complejo de Marina Bay Sands . Muchas veces, los rumores y mitos que circulan sobre el país terminan por asustar a los turistas y posibles visitantes. Por ello, para desmitificar, repasamos que es lo que no deberíamos hacer en el país, y que no, para estar en completa sintonía con las leyes.

En Singapur, no está bien visto fumar en transporte y espacios públicos, además de que va en contra de la ley. Fumar sólo está permitido en discotecas, bares y sitios de diversión nocturna con sistemas de ventilación correctos. En cuanto a la limpieza, la ley básica que nos evitará problemas, será simplemente no dejar nada más sucio (o menos limpio) de como lo encontramos. Incluso, en los baños públicos, tendremos que limpiar el váter después de haberlo usado En caso contrario, tendremos que pagar multas abultadas.

El mito del chicle, si es que lo escuchamos, no tiene nada de mito, sino de realidad. Está prohibido tanto su consumo, como la importación. La prohibición del chicle continúa en el año 2010, con el fin principal de mantener la limpieza de las calles y zonas públicas y sobre todo, prevenir incidentes en el transporte de metro, cuando el chicle pegado en las puertas provocaba demoras.

Toda la dureza de las leyes recaen también contra los traficantes de droga, sentenciados a pena de muerte, así como penas muy duras para la posesión y el consumo dentro del país. Las leyes, que a muchos suenan excesivas, y la aplicación está sumamente controlada. Pero en su mayoría, resultan lógicas o razonables en función de la preservación del orden de convivencia o la limpieza de las zonas urbanas. Singapur es un país estricto, y con resultados que como mínimo, son valorables a simple vista.

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos