UP

-     Escrito por angeles

Los jardines del Campo del Moro

Uno de los lugares más fascinantes que me he encontrado en Madrid y que no recibe tantas visitas turísticas, por lo que uno puede pasear tranquilamente o sentarse en un banco a vislumbrar tanta naturaleza, son los jardines del Campo del Moro.

palacio-real-campo-del-moro

A pesar de la belleza de estos jardines, muchos madrileños desconocen este maravilloso rincón de Madrid al que se pueda entrar de manera gratuita. Es un lugar de ensueño, de descanso en el centro de la capital, donde las campanas de la Catedral de la Almudena vuelven a sumergir a uno en esa sensación de gran ciudad pero llena de historia.

Los Jardines del Campo del Moro son 20 hectáreas que conectaban el Palacio Real con el río Manzanares. A día de hoy, entre Madrid Río y los Jardines nos encontramos una carretera de doble sentido que no ha restado belleza al lugar.

jardines-campo-del-moro

Fue declarado de interés histórico-artístico en el año 1931 y actualmente está a cargo de Patrimonio Nacional, no del Ayuntamiento de Madrid. Es un lugar para disfrutar, para enseñar y compartir. Si vais a verlo, sabréis de lo que os estoy hablando ¡Es tremendamente hermoso!

¿Por qué se llama Campo del Moro?

jardin-campo-del-moro

A partir del siglo XIX esta zona ajardinada comienza a ser nombrada como Campo del Moro para hacer referencia a datos históricos ocurridos en esta zona bastante tiempo atrás.

Concretamente, en 1109, se cree que el caudillo musulmán Alí Ben Yusuf acampó en estas tierras con sus tropas antes de embarcarse en el intento de reconquista de Madrid, que estaba en manos de los cristianos. El resultado de esta batalla se quedó en un intento y, a día de hoy, sólo el nombre nos recuerda este hecho histórico en un Madrid que rezuma historia.

Historia de los Jardines del Campo del Moro

jardines-campo-del-moro-de-madrid

El diseño de los Jardines los realizó el arquitecto mayor de Palacio, Narciso Pascual y Colomer en el año 1844. Tras las secuelas de la revolución del 68 y bajo la Regencia de María Cristina de de Habsburgo en 1890, fue el jardinero Ramón Oliva quien se encargó de darles una vida a los jardines y le dio su toque personal creando unos jardines de estilo inglés decimonónico con un concepto más romántico.

Tras la guerra civil hubo que hacerse una nueva obra para acondicionar la zona y, el trabajo realizado entonces, es el que hoy podemos ver en la actualidad.

Nada más entrar en los jardines podrás ver un mapa donde te indican dónde está cada uno de los paseos, pues cada zona tiene un nombre, y las dos fuentes neoclásicas, la de los Tritones (procedente del Jardín de la Isla en Aranjuez) y la fuente de las Conchas (trasladada desde el Palacio del Infante don Luis en Boadilla del Monte).

campo-del-moro-fuente

En estos jardines podrás disfrutar de paseos curvilíneos, rincones mágicos que sólo los encuentras siguiendo los pequeños senderos, bancos que parecen creados para desconectar del mundo, columpios, fuentes pequeñas donde los patos se sumergen, una rosaleda preciosa en primavera, árboles que ofrecen un juego de luces y sombras, aromas y fragancias que son en sí mismos toda una experiencia.

Un dato que no os podéis perder, en vuestro paso por el Paseo de Damas hay un Pinus halepensis de más de 30 metros de altura, siendo uno de los más longevos de Madrid.

campo-del-moro-casa

Encontrarás diferentes construcciones a lo largo del paseo: el Chalet de la Reina, de estilo Alpino; el Chalet de Corcho y la Casa del Jardinero.

Los pavos reales del Campo del Moro

campo-del-moro-pavo-real

Una de las anécdotas que puedo compartir sobre este jardín es el canto del pavo real. La primera vez que lo escuché no tenía ni idea de lo que verdaderamente estaba escuchando, pues su sonido puede parecerse al de un falso maullido de gato o un niño pequeño, por lo que me costó caer en la cuenta de que era un pavo el que emitía dicho sonido.

En sucesivas ocasiones, cuando uno pasea por la calle aledaña a los jardines y ya sabiendo lo que escuchaba, siempre resulta interesante ver las reacciones de aquellos que lo escuchan por primera vez. Hay saltos del susto, cara de sorpresa, miradas hacia todos los lados para saber qué ocurre y es inevitable no reírse porque ¿a quién no le sucedió lo mismo?

jardines-campo-del-moro-pavo-real

Y, si verdaderamente queréis ver a este animal, no sólo miréis hacia el suelo pues en más de una ocasión me lo he encontrado subido en la rama de un árbol con todo su plumaje cayendo. Es una visión espectacular y que, personalmente, me sigue generando muchísima curiosidad ese vuelo que ha de hacer o ver cómo baja del árbol con toda la gama de colores de sus alas pudiendo ser bañadas por el sol que cae.

Para aquellos que lo desconozcáis, cosa que a mí también me ocurría, suelen escoger las ramas fuertes del árbol para descansar o dormir.

campo-del-moro-carruajes

Cómo llegar y horario

Estos jardines pertenecen al Palacio Real pero no hay que confundirlos con los Jardines de Sabatini, puesto que para acceder al Campo del Moro hay que llegar hasta el paseo de la Virgen del Puerto, cerca del intercambiador de Príncipe Pío y en la relativa orilla del río Manzanares.

campo-del-moro-monumento-reina

Cómo llegar al Campo del Moro

También hay varios autobuses que te dejan prácticamente en la puerta de los jardines, 25, 33, 39, 41, 46, 62, 75, 138, 148, C1 o C2.

Si preferís o tenéis que usar otro tipo de transporte, en Príncipe Pío tenéis varias líneas de metro: Ramal Príncipe Pío – Ópera (que comunica con la línea 2 y 5), línea 6 y 10. Línea de Renfe Cercanías y autobuses que comunican Madrid sur con el centro.

jardines-campo-del-moro-madrid

Horario Jardines del Campo del Moro

Como en la mayoría de jardines y parques de la Comunidad de Madrid veréis que los horarios van a variar en función de la época del año. En este caso:

  • Horario de invierno (octubre a marzo): todos los días de 10 a 18 horas
  • Horario de verano (abril a septiembre): todos los días 10 a 20 horas

LocuraViajes.com

Newsletter