Escrito por Tendenzias

Trekkings en El Chaltén: “vivir” el paraíso

La Patagonia Argentina es internacionalmente famosa por sus bellísimos paisajes. El Glaciar Perito Moreno, Bariloche y Ushuaia son, sin duda, las perlas de la Argentina austral, destinos turísticos muy concurridos que nos permiten disfrutar de la majestuosidad de la naturaleza con sólo mirar cómodamente desde el confort del hotel o de nuestro auto.
Sin embargo, año a año, son cada vez más los adeptos de un turismo diferente, en el que la experiencia se torna uno de los principales condimentos que nos llevan a conectarnos intensamente con la naturaleza; y El Chaltén es el lugar indicado para “vivirla”.

El pequeño y novísimo poblado de El Chaltén –distante a 216 Km. de El Calafate y a 458km de Río Gallegos- se encuentra en el sudoeste de la Provincia de Santa Cruz y dentro del Parque Nacional Los Glaciares, un área protegida de 724.000 hectáreas para la preservación de las regiones de bosque, estepa patagónica y Altos Andes y de más de 40 glaciares.
Haciéndole honor a su carácter de “capital nacional del trekking”, El Chaltén brinda al visitante la posibilidad de recorrer a pie –ya sea sólo o contratando guías de montaña- el bellísimo paisaje que rodea la villa a través de una red de senderos que se internan en el bosque y nos llevan hacia un paisaje de ensueño: lagunas de altura, glaciares colgantes, panorámicas de valles y ríos cristalinos y picos nevados recortados en el cielo.

Desde los campamentos de montaña que se encuentran en los principales senderos es posible disfrutar al máximo de la naturaleza virgen del lugar, pudiéndose realizar en algunos pocos días las distintas caminatas que nos brinda el Parque Los Glaciares. Quienes opten por esta opción deben tener en cuenta que los campamentos de montaña –todos ellos son gratuitos- no poseen ningún tipo de servicio, por lo que deberán ir equipados con comida, cocinilla y combustible –ya que esta prohibido hacer fogatas-, linterna, botiquín de primeros auxilios y –por supuesto- buen abrigo y calzado adecuado para trekking. El Chaltén también es ideal para aquellos que gusten de un alojamiento más confortable o simplemente no quieran cargar a cuestas con todo lo necesario para acampar, ya que los mismos senderos pueden recorrerse durante el día, regresando luego al Pueblo para pasar allí la noche. Si de precios de se trata, la propuesta en materia de hotelería es muy amplia: campamentos libres y gratuitos o con servicios, hostels, cabañas, hosterías, estancias y hoteles de hasta 4 estrellas. En cuanto a las actividades que nos propone El Chaltén, otros imperdibles para los visitantes son las caminatas sobre hielo en el Glaciar Torre o en el Glaciar Viedma, las cabalgatas por el bosque, la navegación del Lago del Desierto y las visitas a las típicas estancias patagónicas.

Trekkings desde El Chaltén

Salto del Chorrillo: Esta es una de las caminatas más sencillas en el Chaltén (ideal para quienes no gozan de un gran estado físico) que nos lleva, después de 40 min. Aprox. de paseo a pie por el bosque, a una gran cascada de casi 15 m. de altura, que se halla en el último tramo del río de las Vueltas.

Laguna Capri: Sin duda vale el esfuerzo de la subida con que arranca el sendero a Laguna Capri. En un total de dos horas de trekking cobijados por el bosque, se disfrutan muy bellas vistas panorámicas del Valle del Río de las Vueltas y del cerro Fitz Roy o Chaltén, y finalmente la postal soñada del Fitz reflejado sobre las aguas espejadas de la laguna Capri. Los amantes de la vida agreste en la montaña tienen la posibilidad de pernoctar en el campamento (sin servicios de baños ni electricidad) que se emplaza a pocos metros de la laguna.

Laguna de los Tres y Laguna Sucia: continuando el mismo camino que va a la laguna Capri, la picada se interna nuevamente en el bosque, asomando por momentos la forma recortada en el cielo del cerro Fitz Roy. Luego de pasar por Poincenot -el segundo campamento agreste del recorrido- y tras cruzar el Río Blanco se emprende la subida. Una vez dejado atrás el bosque, comienza la parte de más exigencia del trekking: la trepada por el pedrero que nos lleva hasta el imponente mirador de la Laguna de los Tres, la vista más cercana de la pared granítica del monte Fitz Roy y sus agujas periféricas y del Glaciar de los Tres que alimenta a dicha laguna. Bajando la morena, puede continuarse por una senda que rodea la laguna hasta su desembocadura, donde se aprecia la desolada laguna Sucia y sus glaciares colgantes. Si bien el recorrido puede hacerse ida y vuelta en el día (6 a 7 hs de caminata), la sugerencia es acampar en Poincenot y arrancar la senda antes del amanecer para poder llegar al mirador en el momento en que el sol asoma, bañando al Fitz de una mágica tonalidad rojiza.

Campamento Padre de Agostini y Laguna Torre: La otra gran estrella entre los cerros del área Chaltén es el Cerro Torre, famoso internacionalmente por ser una de las montañas más difíciles de escalar del mundo. La vista a la que se accede es sin duda impactante, con la ventaja de que la caminata hasta aquí –4 o 5 hs ida y vuelta desde Chaltén- es menos exigente. Desde el mirador, ubicado a pocos metros del campamento agreste De Agostini, se obtiene una vista panorámica la laguna, el glaciar del Torre y el frente del glaciar Grande, el cordón Adela, los cerros Torre y Mocho, la Torre Egger, y las agujas Standhardt, Bífida y Cuatro Dedos.

Glaciar Piedras Blancas: desde el campamento Poincenot y cruzando el río Blanco, nace el sendero al Piedras Blancas, que luego de aproximadamente una hora nos lleva hacia la laguna homónima. Esta caminata nos ofrece el siempre fascinante espectáculo de los desprendimientos del Glaciar y una visión diferente del Fitz Roy develándonos la cara este-nordeste del cerro y su glaciar.

Más Información en:

http://www.epatagonia.gov.ar

http://www.elchalten.com.ar

LocuraViajes.com

Newsletter