Escrito por Tendenzias

Una mano gigante enterrada en el desierto de Atacama

En el desierto de Atacama, Chile, esta enorme escultura de un mano es un ejemplo de lo  nuevo en grafitis medioambientales. Una tendencia que sólo recientemente ha empezado a volverse conocida pero que promete revolucionar la industria del turismo.

atacama

Imagen nocturnabsas

75 kilómetros al sur de Antofagasta cuatro dedos, un pulgar y la parte de una palma de tamaño descomunal irrumpen el paisaje. Esta mano gigante parece o un espejismo, o bien un extraño y perfecto trabajo de la erosión. Sin embargo muy lejos está de ser ambas. La “Mano del Desierto” es una escultura de hierro y cemento.

El escultor chileno Mario Irarrázabal diseñó y supervisó la construcción de esta enrome mano. La escultura de casi 11 metros a una altura de 1100 metros sobre el nivel del mar en el medio del desierto de Atacama, el más seco del mundo.

Más allá de la locación desolada, los turistas, especialmente los que viajan por la Autopista Panamericana, se introducen en el desierto para admirar esta monumental obra.

'The Hand of the Desert

Imagen barry tired

Mario Irarrázabal empezó a mostrar sus trabajos en Chile hacia 1970, utilizando partes del cuerpo como forma de expresión contra la injusticia, la soledad, el dolor y la tortura. El tamaño exagerado de su trabajo en Atacama es una forma de expresar su opinión sobre la vulnerabilidad humana.

El artista ha hecho también una obra similar llamada “Monumento al ahogado” en Punta del Este, Uruguay, que le ha dado renombre mundial. Otras esculturas parecidas se encuentran en Madrid y Venecia.

IMG_0192

Imagen locuraviajes

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos