Escrito por Tendenzias

Viajes a Amsterdam en invierno

Ya hemos hablado de Ámsterdam en más de una ocasión en el blog. Pero nunca, nos hemos referido en particular, al aspecto, el ritmo, y la magia de ésta ciudad en el invierno. Por supuesto, a menudo, la nieve y el hielo suelen hacer de las suyas.

Programar viajes a Amsterdam en invierno, puede tener sus contratiempos, hasta incluso, impedir disfrutar de muchos de los clásicos de la ciudad, como los paseos en bicicleta.

image

Taco Ekkel

Sin embargo, un viaje a Amsterdam en invierno, puede tener sus ventajas. Para empezar, el invierno y el frío ayudan a “enfriar” también las tarifas en hoteles y hasta en los vuelos a la ciudad. Los vuelos a Amsterdam suelen ser más baratos en invierno, a veces a menos de la mitad de los que pagaríamos en verano, y lo mismo, podría esperarse en hoteles y hostales. Exceptuando un pequeño repunte en tiempos de fiestas de navidad y Nochevieja, en Amsterdam, entre diciembre y marzo encontraremos las tarifas más convenientes para un viaje.

Y hay mucho más: en Amsterdam, el frío no suele ser tan frío como podríamos imaginarlo. Lo máximo que podremos encontrar es una inusual capa de nieve, normalmente un par de veces en cada invierno.

 image

Bert K

Para despejar dudas en cuanto al clima, hablaremos del tiempo y del clima en invierno en la ciudad. Las temperaturas máximas rondan los 6º C de media, en diciembre, mientras que en enero baja hasta los 5ºC. Las mínimas coquetean todo el invierno con una media de 0º C.

En Amsterdam, además, muchas de las propuestas de interés y lo que hay que ver, suele situarse en espacios cerrados, por lo que el pronóstico desalentador, no debería llevarnos a cancelar nuestro viaje. Holanda en general, es algo así como el país de los museos, un paraíso para los amantes de la historias, el arte y la cultura. Sólo en Amsterdam podremos encontrarnos con obras magistrales de Rembrandt o Van Gogh en algunos de sus museos.

image

Imagen Nadya Peek

Para contrarrestarlo, no faltan acogedores restaurantes que suelen tener vista a los canales, un panorama para enmarcar y llevarlo a casa. En invierno, no está mal llevar un abrigo (no exagerado) y un paraguas en un viaje de varios días.

Además, en invierno, hay algunas alternativas inesperadas, como un par de pistas de patinaje de hielo públicas, la semana de la moda a finales de enero, y siempre, la agenda cultural de una ciudad que no descansa nunca. Los viajes a Amsterdam en invierno, aún son recomendables.

No hay clima que pueda con la ciudad de los canales, las bicicletas, y una agenda propia de una urbe, como bien merece una gran capital europea. Eso sí, aconsejamos especial cuidado al caminar en algunos de sus puentes bajo el hielo.

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos