Escrito por Tendenzias

Estas fotos te harán querer trabajar en las oficinas de Google

Que Google es una empresa diferente, se aprecia al entrar por la puerta de cualquiera de sus sedes en todo el mundo. Cierto es que la sede de Google en Mountain View, California, es un referente a nivel mundial. Ahora, vete a la oficina que quieras de la compañía y alucinarás en colores.

Trabajar en Google, además de las ventajas sobrevenidas que pueda tener, cuenta con bonus que no todo el mundo conoce. Desde salas de masajes donde relajarse, hasta comida gourmet gratis para sus empleados, sin contar las espectaculares fiestas que montan.

No queda ahí la cosa. Cada oficina de Google tiene un elemento sorprendente, diferente, inesperado que enamora a propios y extraños. Detalles que hacen el día a día en el trabajo mucho más llevadero y divertido.

Por ejemplo, la sede de Google en Zurich (Suiza) fue diseñada por la reconocida y exclusiva firma Camenzind Evolution. Entre muchas novedades, la que más llama la atención son las colmenas colgantes que sirven para celebrar reuniones. Una pasada.

No fue la única locura a la que se atrevieron. En otro punto de la sede, levantaron una sala de reuniones emulando un túnel subterráneo. Ideal para reuniones en verano, para dejar el vino y, sobre todo, para escapar de los compañeros claustrofóbicos.

Y como no hay dos sin tres, los chicos de Google en Zurich pueden jugar a fútbol y al baloncesto si se quieren relajar un rato… ¡sin salir de la oficina!

¿Qué os parece la cafetería de la foto? Esperamos que os guste, porque no es una cafetería, sino la sede de Google en Dublín. El colorido entorno ayuda a que los empleados se relajen y se inspiren. Buen rollo al más puro estilo Pantone.

Y si lo que quieren es algo más clásico y calmado, el equipo de Dublín tiene a su disposición esta bestial biblioteca colonial que parece rendir homenaje a Hogwarts. Había mucho irlandés en la saga, así que no sería extraño.

Dicen que en la sede de Washington es muy fácil ascender. Lo que no te dicen es dónde. Cuando llegas, lo descubres, gracias a la pared de escalada que tienen en el hall.

Aunque para los más clásicos, nada como la oficina de Chicago. Máquinas de videojuegos arcade, futbolines, billares y todo lo necesario para desestresarte en este bestial sala de juegos.

Lo cierto es que por mucho que nos guste la sala de juegos, lo mejor de Google Chicago es la sala de es-peras. ¿Lo coges? Es-peras. (Perdón por esto)

Y quien piense que la sede de Moscú es fría y descorazonadora, es por no la ha pisado. Aquí tenemos la sala de juegos, digna de cualquier cabaña rural de lujo.

Para despedirnos, un vistazo rápido a la sede de Google en Toronto. Desde un mini golf a una sala de DJ donde cualquiera puede hacer sus mezclas. O intentarlo. ¿A que quieres trabajar en Google?

También te puede interesar:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos