Gofio Canario: el alimento que debes probar si viajas a las Islas Canarias

Lo cierto es que, a día de hoy, no es necesario viajar hasta las Islas Canarias para descubrir uno de sus alimentos más populares y característicos: el gofio. Fundamentalmente porque, en la actualidad, es incluso perfectamente posible encontrarlo en supermercados de medio mundo, sobre todo en España, donde se ha vuelto también un alimento popular, […]

Lo cierto es que, a día de hoy, no es necesario viajar hasta las Islas Canarias para descubrir uno de sus alimentos más populares y característicos: el gofio. Fundamentalmente porque, en la actualidad, es incluso perfectamente posible encontrarlo en supermercados de medio mundo, sobre todo en España, donde se ha vuelto también un alimento popular, sobre todo por sus diferentes cualidades nutritivas, y por su facilidad de consumo. Pero aunque puedes comprarlo en muchos supermercados, o incluso aunque puedas comprarlo por Internet si en tu mercado no tienen, si te apasionan los viajes tanto como a nosotros no hay duda que hay algo de especial si, en lugar de consumirlo en casa, optas por viajar a algunas de las maravillosas islas del Archipiélago Canario, y degustar in situ  algunas de sus exquisitas recetas con gofio. ¿Qué es exactamente y en qué consiste? ¿Cómo se suele comer? Te explicamos todo lo que debes saber sobre este característico y delicioso alimento canario.

Gofio

¿Qué es el gofio?

Básicamente podríamos definir al gofio como una harina elaborada a partir de granos tostados. Es decir, consiste en una maravillosa harina que se hace a partir de cereales tostados y molidos, en especial el trigo y el maíz (en Canarias suele recibir también el nombre de millo). No obstante, en su elaboración también pueden usarse otros ingredientes, como leguminosas o cebada.

Su importancia deriva en su increíble riqueza nutritiva, de tal forma que hace siglos se convirtió en el alimento básico de los aborígenes canarios, mientras que en períodos sucesivos, pasó a convertirse también en el alimento fundamental con el que paliar difíciles épocas de hambrunas, en especial después de la Guerra Civil Española.

Hoy en día es común encontrar distintos sitios donde se continúa elaborando como tradicionalmente se hacía, con la ayuda de un molinillo manual hecho con piedra. Aunque, es cierto, la forma de elaboración también ha ido evolucionando poco a poco con el transcurrir del tiempo.

A pesar de que su consumo ha ido cayendo en los últimos años, la realidad es que a día de hoy todavía sigue estando muy presente en la mesa de muchos canarios. Y aunque puede consumirse cada día (y, de hecho, así se hace habitualmente), lo cierto es que suele utilizarse especialmente para la elaboración de distintos platos típicos en algunas de las fiestas más populares de las islas, donde es común degustarlo.

¿Cómo se suele comer gofio y cómo degustarlo?

Son varias las opciones que tenemos a la hora de disfrutar de nuestro gofio. Lo más rápido, y lo que suele hacerse en las islas casi diariamente, es preparar un tazón de leche y añadirle unas cuantas cucharadas de gofio. Se convierte en un desayuno típico, o incluso en una maravillosa merienda para los más peques de la casa (y no tan pequeños).

Pella de gofio

No obstante, también existen otras formas de consumo la mar de interesantes, por lo que a continuación pasamos a resumirte algunas formas de consumo tradicionales del gofio:

  • Gofio con leche. Es también conocido como ‘rala de gofio’, y como te hemos comentado, es una de las formas más sencillas, rápidas y tradicionales. Consiste básicamente en calentar un poco de leche, servirla en un tazón, y añadir unas cuantas cucharadas de gofio (dependiendo de si lo quieres más o menos espeso).
  • Pella de gofio. Consiste en una especie de una especie de porción alargada amasada, motivo por el cual también es conocido como gofio amasado. Se puede elaborar con un poco de azúcar, aceite, agua y sal, aunque depende directamente de si deseamos que sea dulce o salado. Una vez mezclados los ingredientes, se amasa y de forma una bola, para luego alargarla un poco.
  • Gofio escaldado. Es uno de los platos más típicos de Canarias. Consiste en un caldo de pescado (que suele elaborarse con mero, cherne o sama), a la que suelo se le añade abundante cantidad de gofio, para producir una maravillosa y exquisita pasta o crema suave. Luego, suelen añadirse por encima ajos fritos, y también es común degustarlo con cebolla picada.

Gofio escaldado

Como vemos, el gofio es un alimento muy versátil que no solo puede consumirse en el desayuno en el almuerzo. De hecho, también es común elaborar con él maravillosos y exquisitos postres, como por ejemplo podría ser el caso del mousse de gofio canario.

También te puede interesar