Laberinto de Horta: qué es, dónde está y horarios

LocuraViajes.com

Visitar el parque mas antiguo de Barcelona no es cualquier cosa, un verdadero paraíso por el que recorrer diferentes estilos como son los jardines neoclásicos o los románticos. El Laberinto de Horta, no es solo un jardín histórico, sino que es un lugar que nos llena de paz, sus cascadas, arroyos y canales parecen transportarnos al pasado. Hoy queremos dedicar nuestro artículo a este lugar tan especial el Laberinto de Horta: qué es, dónde está y horarios, todo lo que necesitas saber para disfrutar de este espacio cuando te encuentres en la Ciudad Condal.

Dónde está el Laberinto de Horta y cómo visitarlo

Para llegar al parque del Laberinto de Horta, debemos dirigirnos a la parte norte de Barcelona, ya que se encuentra en el Distrito de Horta. No es un lugar céntrico de la ciudad por lo tanto puede parece un poco complicado llegar, pero en realidad es muy sencillo.

Acceder al Parque Laberinto de Horta en coche

Si te has decidido por visitarlo en tu coche particular, primero deberás llegar a la Ronda de Dalt y después coger la salida 4 Recinto Mundet-Túnel de la Rovira. Nos situaremos en el lado norte de la ronda y tomamos la calle que sale a nuesta derecha hacia el Velódromo y Parque del Laberinto. Cerca del velódromo encontrarás aparcamiento.

Transporte Público

Si te decide por el transporte público, también podrás llegar cómodamente y sin los sobresaltos del tráfico. Para poder llegar al Parque del Laberinto de Horta, podemos elegir entre metro o autobús, cualquiera de las dos opciones son válidas, vamos a ver cada una de ellas.

METRO

La parada mas cercana al parque es la parada de Mundet, estación perteneciente a la línea 3 del metro de Barcelona. La línea 3 es fácilmente distinguible por el color verde en los mapas. Cuando llegues a la estación y salgas del recinto de metro, te encontrarás con unos campos para practicar fútbol y otros deportes, tanto el velódromo como el parque se encuentran justos detrás de éstos.

AUTOBÚS

El parque cuenta con varias paradas de autobús cercanas como son las de las líneas 27 y 76. También disponemos de la línea V21 aunque esta opción nos dejará un poco más lejos. En líneas generales podrás utilizar cualquier autobús que lleve la ruta por el lateral de la Ronda de Dalt y tenga parada cerca del Velódromo de Horta.

Cuánto cuesta entrar al Laberinto de Horta

La entrada al Laberinto de Horta tiene un aforo limitado, siendo su cupo máximo de 750 personas, algo que hay que tener en cuenta si decides ir los días de entrada gratuita. Estos días suelen ser los miércoles y los domingos, aunque para los vecinos de la zona, las personas en situación de paro que pueda acreditarlo y los jubilados, entrarán siempre gratis.

Como se trata de un jardín museo, la entrada de animales de compañía no está permitida, así como también tendrán prohibido el acceso con bicicletas, patines, patinetes o pelotas. Los precios de las entradas son los siguientes:

  • Entrada Normal: 2,23 euros
  • Entrada Reducida: 1,42 euros

Horarios del Laberinto de Horta

El parque del Laberinto de Horta, dispone de algunos espacios que por su interés histórico sólo serán accesible acompañados de guía y por lo tanto, con unos horarios establecidos.

Los horarios habituales del parque son los siguientes:

  • Desde el mes de noviembre hasta el mes de marzo, el horario de apertura será de 10:00 a 19:00 h,
  • Desde el mes de abril hasta el mes de octubre, el horario de apertura será de 10:00 a 20:00 h.

Historia y curiosidades del Laberinto de Horta

El VI marqués de Lupiá, Juan Antonio Desvalls y de Ardena, fue el verdadero artífice de este maravilloso parque cuando compró en 1791 unos terrenos de algo más de 54 hectáreas de extensión en un pequeño pueblo llamado Horta.

La obras comenzaron en 1794 con un proyecto de jardín de estilo neoclásico diseñado por el arquitecto italiano Domemico Bagutti, eso sí con la colaboración del propio dueño el Sr. Desvall. Jaume Valls y su hijo fueron los encargados de la perfecta ejecución de las obras, mientras que para la plantación se buscó a uno de los mejores jardineros franceses Joseph Delvalet.

Casi medio siglo después, el VII Marqués de Lupià, Joaquín Desvalls, encargó la ampliación del jardín pero sólo por el lado mas cercano al torrente d’en Pallós, obra que se encargó a Elias Rogent. Éste diseñó un paisaje de jardín romántico, quizás por su carácter bucólico, lleno de parterres de bellas flores, grandes árboles, plazas e incluso cascada.

Además de esta ampliación, también se añadió en 1853, un canal de agua al jardín neoclásico ya existente. Este se localizó entre la terraza superior y la intermedia. Más tarde Juan Bautista Desvalls y de Amat, el que fue XI marqués de Lupià, añadió un jardín doméstico, una mezcla de estilos para adornar el lado del palacete Desvalls, estas obras se iniciaron en 1880 y supuso añadir un invernadero, hoy desaparecido, una zona dedicada a las camelias y otra al arte topiario.

En 1968, se firmo un acuerdo de compra entre la familia Desvalls y el Ayto. de Barcelona. El mantenimiento de la finca era muy costoso, por lo que la propiedad se tasó y el 17 de enero de 1968, pasó a formar parte del Patrimonio de la Ciudad de Barcelona.

De 1968-1970 fueron años de restauración de los jardines, donde se limpió y se dragaron minas, se construyeron muros, se pusieron vallas, sistema de riego, red de alumbrado, instalación de mobiliario urbano, servicios públicos, reconstruir todas las obras arquitectónicas que se encontraban en el recinto, rehabilitar el laberinto y demás parques y espacios verdes.

Se restauraron las estatuas y se reparó tanto la balaustrada como todos los jarrones que se encuentran esparcido a lo largo y ancho del jardín. Inaugurándose el parque el 18 de marzo de 1971.

El parque se encuentra dividido en dos áreas principales como son el jardín neoclásico y el jardín romántico, aunque existen otra serie de jardines igual de interesantes rodeando al palacete e incluso en la zona del bosque mediterráneo.

Pero el parque no es sólo jardines, sino que además se encuentra salpicado por numerosas esculturas, la mayoría de ellas son imágenes de la mitología griega, también dispone de gran número de fuentes, balsas de agua o surtidores.

En el parque caben destacar:

  • Palacio Desvalls y jardines adyacentes: Antiguo palacete perteneciente a la familia Desvalls. El edificio es de origen medieval aunque se le han ido añadiendo elementos de distintas épocas y estilos como es el neoárabe o el neogótico. La parte más antigua del edificio que hoy en día se conserva es la torre defensiva llamada Subirana. Rodeando al palacete encontramos tanto el jardín Doméstico como el jardín de los Bojes.
  • Jardín neoclásico: En el nivel inferior encontraremos el famoso Laberinto y Mirador
  • Jardín Romántico:  El jardín romántico tenía como motivación aludir al tema de la muerte, una verdadera obsesión del romanticismo, hasta el punto de crear una réplica de un cementerio medieval, hoy desaparecido aunque podemos ver algunos restos como lápidas o capiteles en una de las paredes del jardín.

También te puede interesar:

4.80 - 42 Votos

También te puede interesar