Las playas de Bombinhas en Brasil

LocuraViajes.com

Bombinhas es una localidad ubicada en la región de Santa Catarina, en Brasil, que recibe miles de turistas cada verano. A pesar de ser un destino popular, este sitio tiene sorpresas para explorar y maravillarse que se van re-descubriendo en cada nueva visita.

Ubicada a 60 kilómetros de la ciudad de Florianópolis, y con un total de 26 playas, Bombinhas ofrece actividades para todos los gustos y edades. Las más multitudinarias son sus dos principales playas, las de Bombas y Bombinhas. La aguas de la playa de Bombinhas son calmas y claras, especiales para disfrutar con los más pequeños. En sus cercanías se concentra la mayoría de los comercios, comedores y de los operadores de buceo.

Desde la vecina y diminuta playa de Lagoinha parten las excursiones en bote hacia los distintos puntos de inmersión ubicados alrededor de la isla de Arvoredo, que es una reserva biológica . Allí, con una profundidad de tan solo 8 metros, se encuentra el punto ideal de la zona para iniciarse en el buceollamado Saco do batismo. Otros puntos conocidos, con profundidades que varían desde los 12 hasta los 33 metros son Parcel do boiSaco do capimBaía das tartarugasBaía do farol y Ponta do farol.

Volviendo a la península, pasando Lagoinha, tenemos la playa de Sepultura, que es de pequeñas dimensiones, pero la incomparable calma de sus aguas le da al turista una oportunidad única para practicar el buceo libre. Ahí mismo pueden alquilarse aletas, luneta y snorkle para observar la naturaleza que se esconde bajo del mar, así como también distintos tipos de embarcaciones para pasear en familia o en soledad.

Por otro lado tenemos la playa de Quatro Ilhas (Cuatro Islas) que es muy conocida por albergar las olas más grandes de la península, por lo que es una de las más populares para los más jóvenes, en especial para quienes deseen practicar o aprender surf.

Para aquellos que desean alojarse en lugares menos poblados pero que aún así cuenten con algunas edificaciones, mercados y comedores varios, las playas de Mariscal y Canto Grande son las indicadas. Por ser de las playas más largas, puede disfrutarse allí de preciosas caminatas por la playa, y al ser las aguas algo más calmas que en Quatro Ilhas, puede disfrutarse de las olas con toda la familia.

En las cercanías de Canto Grande se encuentra la playa de Zimbros, que funciona más como base para pescadores y no es tan común ver gente bañándose sino más bien caminando por la playa o almorzando o cenando en algún restaurante sobre la arena. La playa de Zimbros es quizás de las más tranquilas y el momento perfecto para recorrerla es al atardecer.

Lo más impresionante de la península es ir descubriendo las pequeñas playas que se esconden en el paisaje. Desde la paz que se respira en Retiro dos padres, donde puede realizarse una caminata de aventura desde la costa hasta internarse en el morro, muy rico en vegetación, hasta la paradisíaca playa de Tainha (foto principal) que además ofrece un paisaje subacuático espléndido a quienes se animen a sumergirse un par de metros en apnea.

En la mayoría de las playas, y en algunos casos uniendo unas con otras, existen circuitos preparados para hacer caminatas (trilhas), todos gratuitos e ideales para quienes deseen apreciar los paisajes y de paso hacer un poco de ejercicio.  Las más conocidas son la trilha do morro do Macaco, la trilha da Galheta, la trilha da Tainha y la trilha costeira do Zimbros. Los circuítos tienen distintos niveles de dificultad y longitud, es conveniente consultar la folletería disponible en Bombinhas para seleccionar las más acordes a la personalidad y capacidad de cada uno. Para quienes se animen, la mencionada Trilha en Retiro dos padres es realmente imperdible.

0.00 - 0 Votos

También te puede interesar