Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York

No todo el mundo sabe que el actual Chelsea Market de Nueva York fue, de 1898 a 1938, la sede de Nabisco, creadora de las galletas Oreo. Hoy, más de un siglo después, combina tiendas, restaurantes, oficinas y es un punto de obligada visita en la Gran Manzana. Por si no lo conoces, te contamos […]
LocuraViajes.com

No todo el mundo sabe que el actual Chelsea Market de Nueva York fue, de 1898 a 1938, la sede de Nabisco, creadora de las galletas Oreo. Hoy, más de un siglo después, combina tiendas, restaurantes, oficinas y es un punto de obligada visita en la Gran Manzana. Por si no lo conoces, te contamos qué ver en el Chelsea Market de Nueva York 

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York

Antes de contarte qué ver en el Chelsea Market de Nueva York, no viene mal tener algo de información sobre este espectacular punto de encuentro. Un Chelsea Market que delimita el barrio de Chelsea y Meatpacking District. Todo a escasos metros del río Hudson.

El Chelsea Market es un edificio que ocupa una manzana entera, entre las calles 15 y 16 y las avenidas 9 y 10. Se ubica en el barrio de Chelsea, en el distrito de Manhattan y para recorrerlo de una punta a otra, necesitas 10 minutos.

En verano de 2017 se abrió al público una planta subterránea dedicada a alimentación y frutos frescos. La planta principal la ocupa el mercado, restaurantes, cafeterías y tiendas. Lo curioso es que las plantas superiores están ocupadas por dos de las empresas más poderosas del mundo: Google y Youtube.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Giovanni Rana

Ventajas de ser el local que te encuentras nada más entrar. El mito de la pasta italiana recibe a todo el que entra por la calle 15 y la 9ª Avenida. Obviamente, muchos de ellos no dejan pasar la ocasión de probar sus infinitas opciones de pasta italiana.

Giovanni Rana tiene mesas en su local pero el grueso de sus clientes pide el menú para llevar. Nueva York no permite demasiado relax a quienes viven allí. Por cierto, si no te quieres gastar demasiado dinero, pregunta por el menú del día para llevar, suele ser una opción muy interesante y económica.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Cappone’s

Sin salir del mundo comida, ni tampoco de Italia, te traemos un imprescindible del panino y los embutidos transalpinos. En Cappone’s tú te confeccionas el menú. Lo primero, elegir el pan que quieres. A continuación, los vegetales. Por último, el plato fuerte: los embutidos.

En Cappone’s todos los productos son de primera calidad y fresco, algo muy demandado en Nueva York. El local no tiene pérdida pues, como buenos italianos, tienen banderas de varios equipos de fútbol colgadas.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Doughnuttery

Una vez que hemos dado buena cuenta de lo salado, toca comer postre. En este caso, nada como los donuts de Doughnuttery. El paraíso de los donuts, con sabores, colores y tamaños para todos los gustos. Imagina el donuts más bestial o extraño del mundo, pues lo tienes en Doughnuttery. Lo mejor es que está abierto todo el día, pues un donut apetece a cualquier hora.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Artist & Fleas

Obviamente, no todo va a ser comer en Chelsea Market. También hay tiempo para la moda y este espacio es uno de los más rompedores y osados de toda Nueva York. Una de las tiendas que más arriesga es Artist & Fleas. Se trata de una suerte de mercadillo contemporáneo donde jóvenes diseñadores muestras sus colecciones.

No sólo puedes comprar prendas únicas y de diseño, sino charlar con los creadores y que te cuenten el origen de la misma. Si no te da tiempo a pasar, tienes otros dos locales de Artist & Fleas en Williamsburg y el SoHo.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Spices and Tease

Lo peor y lo mejor de Spices and Tease es que vas a pasar más tiempo eligiendo la infusión que tomar, que lo que tardarás en degustarla. Pero es que la magia de Spices and Tease es ésa precisamente.

Advertisement

Infusiones de jazmín, lavanda o rosas son las opciones normales. Es posible que el 60% de alternativas ni te suenen. Como consejo, déjate llevar y que sea el dependiente quien te dirija. Y es que nada como un té calentito para recuperar fuerzas, sobre todo si vas en pleno invierno.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Lobster Place

El nombre no engaña: son los reyes del mar y la langosta es su versión de Neptuno. Entrar en Lobster Place es como entrar en un mercado de un puerto. Huele a mar, sabe a mar y todo el género está como recién pescado. A partir de ahí, eliges lo que quieras.

Ostras, camarones, langostas y, como no, el innegociable sushi. Eso sí, un sushi con el pescado fresco es otro nivel. Si eres amante de esta comida, no dejes de probarlo. Además, tienen un buffet con más productos para acompañar el pescado. Imprescindible en el Chelsea Market de Nueva York

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Fuente de los Deseos

La recuperación del Chelsea Market aprovechó las instalaciones de Nabisco. Así, sabemos que en las fábricas de galletas de principios del siglo XX, había asientos tallados con piedra, no muy cómodos pero irrompibles.

Advertisement

Ahora, si hay un elemento mágico en Chelsea Market de Nueva York es la Fuente de los Deseos. Una antigua tubería por la que siempre está cayendo el agua en forma de cascada, que ahora está iluminada con colores. Allí la gente lanza monedas y pide deseos que, eso sí, no siempre se cumplen.

Qué ver en el Chelsea Market de Nueva York: Bastille

La magia de esta floristería no es que tenga flores y género que no tenga cualquier otra floristería. La magia es que en un entorno tan oscuro y antiguo como es el Chelsea Market de Nueva York, el colorido que aportan las flores de Bastille rompe por completo con la que fuera fábrica de Nabisco a principios del siglo XX.

Si vas a pedirle que se case contigo, Bastille es un sitio ideal para comprar el ramo de flores sin que sospeche nada.

También te puede interesar:

Advertisement

También te puede interesar