Escrito por

Qué ver en Guimaraes, patrimonio de de la humanidad

Una parada obligada para todo viajero que recorra nuestro país vecino, Portugal. Dicen de Guimaraes que es la ciudad a partir de la cual nació y creció Portugal. Una pequeño ciudad cargada de historia y que ostenta el honor de ser Patrimonio de la Humanidad. Hoy vamos a descubrir qué ver en Guimaraes, patrimonio de la humanidad, qué hacer, monumentos a visitar, todo lo que necesites saber para conocer mejor esta perla al norte de Portugal.

Guimaraes, Patrimonio de la Humanidad

Situada al norte de Portugal, Guimaraes es una pequeña ciudad que dista solo 120 km de la ciudad de Vigo y a unos 60 km de la ciudad de Oporto. Si tienes pensado permanecer unos días en Oporto, no debes desperdiciar la oportunidad de visitarla ya que, como hemos dicho, su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2001.

Como ya hemos dicho, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2001, Capital Europea de la Cultura en el 2012 y un año más tarde Ciudad Europea del Deporte.

Guimaraes es una ciudad muy importante para los portugueses, ya que fue aquí donde tuvo lugar la batalla de S. Mamede, batalla en la que se enfrentaría el Infante D. Alfonso Enriques con su madre Dª Teresa de León, Infanta de León y Condesa de Portugal, dicha batalla la ganó D. Alfonso quien se convertiría en el primer rey de Portugal.

Una ciudad con una larga historia sobre sus espaldas, habitada desde la edad de Cobre, como lo atestiguan sus yacimientos y restos arqueológicos. Ocupada por romanos como figuran en los escritos de época del emperador Trajano, donde se habla del agua de las termas de Caldas das Taipas.

Tras los romanos, la suerte de Guimaraes corrió paralela a la de la Península Ibérica, hasta que en la Edad Media, comienza a escribir una nueva historia, esta vez formando parte del nuevo país, Portugal.

A continuación vamos a recorrer Guimaraes, qué ver en la ciudad o mejor dicho, como comenzamos nuestra visita por Guimaraes. Comencemos nuestra visita.

Qué Ver en Guimaraes

Guimaraes es pasearse por sus callejuelas sinuosas, una ciudad medieval que conserva su embrujo y su encanto. Pero no obstante hay una serie de lugares que no debes perderte estos son:

Convento de Santa Clara

Este antiguo convento es hoy en día la actual sede del Ayuntamiento de Guimaraes, en su interior se puede admirar el bonito claustro del antiguo convento. En su fachada podemos disfrutar de la imagen de la estatua de Santa Clara.

Rua Santa María

Es la calle más famosa de toda la ciudad, estrecha, empedrada y sin duda una de las mas transitadas. Esta calle de trazado totalmente medieval se encontraba muy cercana al convento de Santa Clara y terminaba en el Palacio de los Duques de Bragança, por lo tanto era un centro neurálgico de la ciudad y un lugar donde vivían muchas de las personalidades de la época.

Hoy en día es muy visitada además de por su belleza, porque pasa muy cerca de los principales puntos de interés de la ciudad.

La Plaza de Oliveira

Una plaza que también respira historia y en la que poder parar a descansar tomando un refresco o un rico café. Es el centro de reunión para los ciudadanos de Guimaraes, llena de vida, cafés y restaurantes. Pero no solo es eso, la plaza de Oliveira además es el lugar donde se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de Oliveira.

Una iglesia construida como cumplimiento de una promesa realizada por Joao I a la Virgen de Oliveira, durante la cruenta batalla contra el ejército de Castilla, la conocida como batalla de Aljubarrota. El resultado nos lo podemos imaginar admirando la iglesia.

Otro monumento destacado que podemos encontrar en esta plaza es el del Salado, en este caso se trata de un monumento en honor a la victoria en la batalla de Salado en acontecida en el año 1340.

Las Murallas

Si nos ponemos a recorrer la ciudad, algo que por otro lado es un placer, nos encontraremos con distintos tramos de murallas de tipo defensiva. Unas murallas que nos recuerda el lugar donde tuvo lugar la batalla que dio a Portugal su independencia. Unas murallas construidas en los siglos XIV y XV y que nos acompañarán a lo largo del recorrido por la ciudad.

Qué Hacer en Guimaraes

Una visita obligada y por ese motivo encabeza la lista es la Colina Sagrada de Guimaraes, en ella podemos admirar tres piezas fundamentales de la historia de esta ciudad, El Castillo de Guimaraes, La Iglesia de San Miguel do Castelo y el Palacio de los Duques de Bragança. 

El Castillo de Guimaraes

Este castillo fue construido en el siglo X, por órden de la Condesa de Mumadona, tras quedarse viuda del Conde Hermenegildo Gonsalves. Este castillo respondía a dos motivos, por un lado en el siglo X, toda la Península Ibérica estaba conformada por pequeños reinos, la mejor manera de afianzar una posición de poder y fuerza, era la construcción de grandes fotificaciones y este fue uno de los motivos.

Otro motivo fue el defensivo, en la Edad Media, las constantes invasiones normandas, por el norte y los árabes por el sur, hacían necesario crear fuertes construcciones que permitiera la defensa de la ciudad y del territorio.

Esta construcción respondió durante muchos años ante las incursiones extranjeras hasta que llegó un momento en el que las nuevas técnicas de guerra y los nuevos avances, convirtieron a los castillos en lugares expugnables y quedaron en desuso.

Así transcurrieron los años hasta que en el siglo XX, comenzaron las obras de restauración que a día de hoy siguen todavía en la torre del homenaje.

La Iglesia de San Miguel do Castelo

Situada justo enfrente del Castillo de Guimaraes, nos encontramos con la Iglesia de San Miguel. Una iglesia con gran relevancia histórica para los portugueses ya que fue en esta iglesia donde fue bautizado el rey Alfonso Henriques, como así lo hace constar una inscripción en la pila bautismal.

Monumento Nacional desde el año 1910, se trata de una iglesia no demasiado grande, pero con un techo de madera impresionante. Esta iglesia sufrió la misma suerte que el castillo, fue poco a poco abandonada. Gracias a las donaciones privadas, a finales del siglo XIX, comienzan las obras de recuperación y restauración.

El Palacio de los Duques de Bragança

Tercer espacio a visitar en la Colina Sagrada de Guimaraes, se trata de una gran casona o palacete del siglo XV decorada con un estilo señorial, grandioso y majestuoso, en total contraste con los dos monumentos anteriores.

Se construyó por orden del Conde de Barcelos y Duque de Bragança, D. Alfonso. El octavo Conde de Barcelos era hijo natural de D. Juan I de Portugal y de Dª Inés Pires. Sin embargo, el palacio con el tiempo, corrió la misma suerte que los dos anteriores, cayó en el olvido. Hoy en día es uno de lo espacios mas visitados por los portugueses y del que se sienten más orgullosos. Hoy lo podemos visitar como museo.

También te puede interesar:

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos