Escrito por Tendenzias

San Telmo, el barrio más antigüo de Buenos Aires

Buenos Aires ha sido frecuentemente calificada como la más europea de las ciudades de Sudamérica en base a los estilos arquitectónicos empleados en las construcciones. Lamentablemente, el incesante crecimiento de esta capital ha desembocado en una sistemática renovación de las edificaciones, perdiéndose en cierta manera parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad.

Uno de los bastiones que permanece en pie, es el emblemático barrio de San Telmo, ubicado en el corazón de Buenos Aires, y que alberga el espíritu porteño de tango y bohemia.

El barrio en su origen fue habitado por la alta sociedad, en 1870 la epidemia de fiebre amarilla provocó el éxodo, con los nuevos tiempos el lugar recibió un aluvión de inmigrantes que dio vida a los populares “conventillos”, pensiones con habitaciones en alquiler que confluían en un patio interno común.

En la temática del tango son frecuentes las referencias a estos lugares y sus personajes destacados.

El barrio, de callejuelas angostas y viejos empedrados, tiene entre otras edificaciones características la iglesia Ortodoxa Rusa (1904), el pasaje de La Defensa (una vieja casona típica del Buenos Aires Colonial) y la Plaza Coronel Manuel Dorrego, en la cual los domingos de 10 a 17 hs. se monta la Feria de Antigüedades, y en torno a la cual uno puede sentarse a las mesas de numerosos bares y cafetines a escuchar tango y jazz.

En todo el barrio proliferan los anticuarios, desde aquellos que ofrecen muebles antiquísimos y de alto valor, a los que comercializan rarezas y souvenirs a precios mínimos.

Sin duda, un lugar donde se puede respirar el espíritu de Buenos Aires

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos