Tejeda (Gran Canaria): por qué debes visitar uno de los pueblos más bonitos de España

Si nos lees desde hace tiempo posiblemente ya hayas descubierto que, en alguna que otra ocasión, nos hemos animado a visitar Gran Canaria, una maravillosa isla perteneciente al archipiélago canario (España), que destaca -y sorprende- por su enorme belleza y por combinar casi a la perfección reclamos turísticos de auténtica costa y también de propia […]

Si nos lees desde hace tiempo posiblemente ya hayas descubierto que, en alguna que otra ocasión, nos hemos animado a visitar Gran Canaria, una maravillosa isla perteneciente al archipiélago canario (España), que destaca -y sorprende- por su enorme belleza y por combinar casi a la perfección reclamos turísticos de auténtica costa y también de propia naturaleza. De hecho, puedes disfrutar de una mañana de playa y, a las pocas horas, estar disfrutando de una tarde en el campo. Y es que en Gran Canaria cualquier plan es posible. Precisamente en esta isla nos encontramos al que es considerado como uno de los ejemplos más maravillosos de lo que supone un pueblo tradicional canario. Se trata, efectivamente, del pueblo de Tejeda, que tristemente hace apenas unos meses volvió a hacerse famoso después de estar en peligro por culpa de un terrible incendio forestal. Por suerte, todo quedó en un susto (no se quemó ningún elemento histórico del pueblo), aunque sí miles de hectáreas que a día de hoy están poco a poco recuperándose. Si vas a viajar pronto a la isla, y no deseas perderte la magia de Tejeda, te ofrecemos en esta ocasión porque no debes dejar de visitarla.

Tejeda (Gran Canaria)

Tejeda es, de acuerdo a muchos expertos en turismo, el altiplano central de la isla de Gran Canaria. Es considerado como un auténtico “pueblo almendrado”, precisamente porque muchos de sus postres más tradicionales (y, en definitiva, los más conocidos y populares) contienen a este delicioso fruto seco como uno de sus ingredientes principales.

El pueblo es, cuanto menos, tranquilo y acogedor. Simplemente encantador, sobre todo para quienes disfrutan del turismo rural, y desean alejarse del bullicio típico de las grandes ciudades. Se convierte, en definitiva, en el lugar perfecto para disfrutar de un tranquilizante retiro espiritual.

A todo ello se le unen la belleza de sus montañas, la belleza natural de la zona, la sombra del Roque Nublo y sus maravillosos y mágicos valles…

No te pierdas: Las Islas Canarias no son solo playa. 5 lugares rurales únicos para visitar

Qué ver en Tejeda

No hay duda que Tejeda se convierte en el maravilloso hogar de uno de los símbolos de Gran Canaria: el Roque Nublo, un auténtico monumento natural que forma parte del parque rural de El Nublo, y que consiste en un monolito rocoso, de origen erosivo, con una singularidad única: es uno de los mayores roques del mundo, debido a su gran altitud (se levanta 80 metros sobre su base, y un total de 1.813 metros sobre el nivel del mar).

Roque Nublo

Lo cierto es que podemos visitarlo a partir de una amplia variedad de senderos, pero sin duda alguna sobresale el conocido como “El Camino del Nublo”, que destaca sobre todo por su belleza única, y por ser precisamente uno de los más famosos y populares.

Y también podemos disfrutar de otro de los elementos naturales de gran singularidad: el Roque Bentayga, que se convirtió en un lugar sagrado para los aborígenes, desde donde hacían sus ofrendas y rendían culto a sus diferentes dioses. Junto a este Roque nos encontramos el Parque Arqueológico del Bentayga, un eco-museo que sirve de centro de interpretación.

En lo que se refiere al propio pueblo en sí mismo, lo encontramos situado a 44 kilómetros de distancia de Las Palmas de Gran Canaria (la capital de la isla), y cuya carretera principal atraviesa otros dos de los municipios más bellos de la isla: Santa Brígida y San Mateo.

Si te acercas al pueblo es aconsejable visitar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Socorro, un templo religioso que data de 1921, el cual se divide en un total de tres naves, con ventanales de gran tamaño, y que confieren al templo una iluminación extraordinaria.

No podríamos marcharnos de Tejeda sin visitar La Cruz de Tejeda, una de las visitas -de hecho- más recomendadas, con una gran cruz de piedra que preside la entrada principal al Parador Nacional, y donde disfrutar de una amplia diversidad de puestos de venta donde comprar productos típicos de la zona.

Pueblo de Tejeda

¿Qué comer en Tejeda?

No hay duda que Tejeda se convierte en un maravilloso ejemplo de la gastronomía más tradicional de Gran Canaria. Aunque es cierto que el municipio se ha convertido en una seña de identidad de la repostería canaria.

La almendra es uno de sus productos estrella, y el mazapán y el bienmesabe se convierten de hecho en una excelente muestra de ello. Para su elaboración se utiliza principalmente almendra triturada.

Pero los postres no son los únicos platos característicos. También es posible degustar algún que otro plato tradicional canario, en especial los caldos de papas, el potaje de berros y la carne de cabra.

También te puede interesar