Escrito por Tendenzias

Torres de Serranos de Valencia: historia y curiosidades

Entrar en la Ciudad de Valencia a lo grande es entrar por la Puerta de los Serranos o Torres de Serrano. Unas puertas imponentes, de estilo gótico valenciano, vestigio silencioso de un pasado medieval convulso. En una época en la que la seguridad de la ciudad dependía de la fortaleza de sus murallas, una ciudad sólo accesibles a través de sus inmensas puertas. Hoy vamos a conocer un poco más de una de sus puertas de acceso a la ciudad, las Torres de Serranos de Valencia: historia y curiosidades de uno de los pocos vestigios que aún quedan recordando a la vieja muralla que un día protegió a la ciudad de Valencia.

Dónde están las Torres de Serranos

Como ya hemos comentado, las Torres de Serranos se encuentran en la ciudad de Valencia. Se trata de una gran puerta de dimensiones impresionantes, obra del maestro Pere Balaguer, construidas entre los años 1392 y 1398, por lo que se trata de una puerta medieval de acceso a la ciudad.

Las puertas se encuentran situadas al noroeste del casco antiguo de Valencia, se trataba de una entrada natural ya que era el lugar donde confluían los caminos que llegaban hasta la comarca de Los Serranos, perteneciente al Camino Real de Zaragoza, con el Camino Real de Barcelona, a sus pies el Puente de los Serranos.

  • Dirección: Plaza de los Fueros, s/n – Valencia
  • Teléfono: 96 391 90 70

Historia de las Torres de Serranos

Para comenzar a contar la historia de las Torres de Serranos, serán necesario aclarar que se encuentra situada frente al puente que lleva su mismo nombre. La antigüedad de este puente es difícil de calcular aunque si que se conoce que antes del puente, existió en este lugar una pasarela de origen romano. Incluso se han encontrado restos de sillares de un antiguo puerto romano en el río.

Existen diferentes versiones sobre el nombre de las Torres, la mas aceptada es que tanto el puente como la torre reciben el nombre de los Serranos por su situación, ya que era la puerta de acceso a la ciudad por el norte, lugar por el que llegaban los viajeros o visitantes que procedían de la serranía y a quienes se les apodaban Los Serranos.

Las Torres de Serrano era una puerta considerada principal ya que era la utilizada por el 95% de las personas que visitaban la ciudad, porque como hemos comentado, esta permanecía amurallada. Hoy en día no existen restos de la antigua muralla de origen medieval, tan sólo las Torres de Quart y la de los Serranos nos recuerdan su pasado amurallado.

Tras sofocar las distintas revueltas de la Unión y después de la haber librado la guerra con Castilla, se inició la construcción de un nuevo muro para la ciudad, esta vez sería un muro cristiano y se construiría sobre los restos de la antigua muralla árabe. Además se encargó la construcción de una puerta que fuera de tamaño colosal, grandiosa, un símbolo para la ciudad y una forma de mostrar el poder económico, mercantil y social de la ciudad de Valencia.

Las Torres de Serranos, se construyeron con todo lujo de ornamentos, siguiendo los cánones que regían en la edad media, en este caso se trataba de un estilo gótico valenciano. 

En el siglo XV y debido a que las Torres se habían convertido en las puertas por las que mas viajeros pasaban, se decidió situar un punto de cobro para las mercancías que llegaban y para las que salían de la ciudad, se pagaba una especie de impuestos, algo muy común sobre todo en la Baja Edad Media, cuando los feudos se mantenían gracias a los múltiples impuestos, naciendo así una forma de fiscalidad municipal.

Las obras de construcción de Las Torres de Serrano se iniciaron en el mes de abril del año 1392, finalizando en marzo de 1398. El arquitecto que diseñó las torres fue Pere Balaguer, quien se inspiró para el diseño en la Puerta Real del Monasterio de Poblet, aunque esta última es de dimensiones más reducidas frente a la Torres de Serrano.

Tras construir las torres, se realizó un foso para así asegurar mejor la defensa de la ciudad, mientras que las torres se construyeron sobre un talud de sillería. La altura de las torres es de 33 metros y su forma era poligonal, simétricas y terminadas en almenas, para una mejor defensa.

Las dos torres se unen por medio de un cuerpo central de dos pisos y con terraza. Las salas de las que consta la puerta disponen de techos con bóvedas de crucería, nerviadas, sostenidas por ménsulas finamente ornamentada con bonitas esculturas.

Las Torres de Serrano también sirvieron como cárcel de la ciudad de Valencia desde el siglo XVI hasta el XIX, aunque no era la única. Esto obligó a realizar distintas obras como cerrar las salas que daban hacia el interior de la ciudad, mas compartimentaciones para albergar a los reos, enrejados, cambios estructurales que modificaron la visión de las torres aunque también sirvió para conservarlas, salvándose del derribo, algo que no consiguió la muralla, que si fue demolida.

Parte trasera de las Torres de Los Serranos

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En 1586 un incendio acontecido en otra cárcel, en la Casa de la Ciudad, obligó a trasladar a estos presos a otras cárceles de la ciudad y entre ellas a las Torres de Serrano. 

Pero las condiciones en esta cárcel no eran las ideales, problemas de insalubridad hacía muy difíciles las condiciones de vida de los presos, esto junto al aspecto descuidado que comenzó a lucir Las Torres, provocaron una serie de revueltas y protestas populares, solicitando el cierre de la cárcel. Estas exigencias fueron cumplidas en el año 1888, cuando comenzaron el derribo de muros, escaleras, paredes, rejas, barandas, compartimentos, etc.

Cómo visitar las Torres de Serranos

Para visitar las Torres de Serrano, sólo tendremos que dirigirnos al centro histórico de la ciudad, que debido a su gran riqueza e importancia, disfruta de un excelente sistema de transportes urbano que nos acercará a cualquier parte de la ciudad, siempre que tu opción no sea el vehículo privado. En tal caso, lo más recomendable es utilizar los parking de pago que hay por toda la zona.

Si optamos por el transporte público, dispondremos de metro y líneas de autobuses con paradas muy cercanas.

Cómo llegar a Torres de Serranos de Valencia en autobús

Para llegar hasta las torres dispondremos de distintas líneas de Autobuses:

  • MetroBus: Línea 150
  • EMT: Líneas 27, 28, 67, 62, 60, 13, 19, 35, 95, 14, 1 y 2.

Cómo llegar a Torres de Serranos de Valencia en metro

Distintas líneas tiene una parada cerca a las Torres de Serranos de Valencia, éstas líneas y sus paradas son:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);
  • Línea 3 – Estación de Ángel Guimerà.
  • Línea 9 – Estación de Àngel Guimerà.
  • Línea 7 – Estación de Colón.
  • Línea 1 – Estación de Àngel Guimerà.
  • Línea 5 – Estación de Colón.

Curiosidades de las Torres de Serranos

En plena Guerra Civil, en el año 1936, las Torres de Serranos sirvieron como lugar de depósito para albergar las obras procedentes del Museo del Prado de Madrid.

Por esta puerta han pasado 22 Reyes tanto de la Corona de Aragón como posteriormente, de la Corona de España, en su camino hacia la catedral. Esta tradición parte del año 1404 con el Rey Martín I, el Humano, siendo el Rey Emérito D. Juan Carlos I, el último en realizar este paseo a través de las torres.

Las torres aunque se veían robustas y bien preparadas para repeler los asedios a  la ciudad, pero nunca fueron utilizadas con fines defensivos. Esto no ocurre con la otra torre que todavía podemos admirar, la Torre Quart, en la que se pueden ver, a día de hoy, los desconchones provocados por el ejército de Napoleón.

También te puede interesar:

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos