Bora Bora, un paraíso en la Polinesia Francesa
9 votos

Bora Bora, un paraíso en la Polinesia Francesa

¿Quién no ha soñado alguna vez con disfrutar de un paisaje como éste, de que se pare el mundo y las preocupaciones se dejen a un lado para disfrutar del paraíso terrenal?

bora-bora-un-paraiso-en-la-polinesia-francesa

Bora Bora es ya un destino consagrado como paraíso exótico al que viajar durante una luna de miel. Bora Bora está situado unos 200 kilómetros al noroeste de Tahití, y a unos 3000 kilómetros al sur de Hawai, su descubrimiento data del año 1722, y es considerada por muchos la isla más bonita del planeta.

Bora Bora geográficamente es un atolón en la Islas de la Sociedad, parte de la Polinesia Francesa ubicada al noroeste de Tahití, a unos 260 km al noroeste de Papeete. Está formado por un volcán extinto, rodeado por una laguna separada del mar por un arrecife. El punto más alto es el monte Otemanu a 727 metros.

En cuanto a población mantiene unos 8.880 habitantes en su territorio: Una isla principal rodeada de motus, que son pequeños islotes alargados que suelen tener cierta anchura y vegetación. Uno de los motus más bellos y fotografiados de la Polinesia es el Motu Tapu, sobre todo las que se tomaron antes de que un huracán se llevase parte de las lenguas de arena que tenía en sus extremos. Desde Bora Bora se pueden observar las cercanas islas de Tahaa, Raiatea y Maupiti.

Su antiguo nombre sugiere que los habitantes originarios de la isla llegaron hace unos 7 millones de años desde Tonga. Un dato curioso es que en el idioma local de Tahití no existe la letra “B” y todo el mundo llama al lugar Pora Pora, que significa primer nacimiento.

Bora Bora, tuvo su origen en un gran Volcán que ahora está cubierto por un lago de aguas cristalinas .Bora Bora y otras islas cercanas están completamente rodeadas de arrecifes de coral. Sus playas, su belleza, y la razón de que el turismo masivo no haya llegado aún a este paraíso de la recóndita Polinesia Francesa, hacen de Bora Bora un increíble destino.

Historia de Bora Bora

historia-de-bora-bora

La historia de Bora Bora se remonta al año 300 d.C. En ese tiempo los vírgenes pueblos polinesios empezaron a ser habitados por los marineros y navegantes, que navegaban enormes distancias del océano para establecerse y poblar las islas del Pacífico con diferentes fines.

En un principio cada isla Polinesia estuvo gobernadas por un cacique local. Los nuevos habitantes iban abandonando el sudeste asiático en busca de tierras extrañas y lejanas como Nueva Zelanda, Nueva Guinea, Tonga, las islas Cook, Hawai y la actual Polinesia Francesa, donde se encuentra Bora Bora.

Con el paso de los años esta región ha cambiado varias veces de mapa político. En un primer intento, a finales de 1700, los británicos intentaron gobernar la Polinesia asaltando e invadiendo la región, lo que resultó el control casi total de las islas.

Hacia la mitad del siglo XIX , Francia empezó a tener el control de varios de los archipiélagos que conforman la Polinesia. Tras varias amenazas políticas y maniobras dilatorias, los franceses consiguieron desplazar a los ingleses en 1842 y obtuvieron el control de practicamente todo el territorio, que poco después se convertiría oficialmente en la Polinesia Francesa

En la actualidad, se han intentado movimientos que buscan la independencia de Francia de estas islas, pero las leyes políticas de este país dejan claro no va a renunciar a sus territorios de ultramar, aunque el grupo de islas establece una gestión interna de sus pueblos, las citaciones a favor de su independencia, son parte del mapa político francés.

Cómo llegar a Bora Bora

como-llegar-a-bora-bora

Desde cualquier punto del mundo, es necesario pasar primero por Tahití. Desde allí se toma un avión en el aeropuerto de Motu Mate, a unos 30 minutos de la región de Vaitape, pueblo que en conjunto con las regiones de Faanui y Anau deben ser visita obligada cuando nos encontremos en Bora Bora. Estando en la isla, también existen distintos safaris con jeep que conducen al interior de la isla y muestran toda la belleza interior de la Polinesia.

Cuánto nos puede costar un viaje a Bora Bora

cuanto-nos-puede-costar-un-viaje-a-bora-bora

Viajar a Bora Bora no es para nada económico. Es un destino paradisíaco y deseado por muchos y merece la pena conocerlo pero lo cierto es que dependiendo de donde vivas el viaje para una semana te puede superar los 2.000 euros sin problemas.

Depende de la temporada en la que viajes y sobretodo dependiendo del número de días, el alojamiento en el que te hospedes y si vas solo o en pareja, así como por libre, o contratando excursiones, la cifra variará aunque os recomiendo consultar en agencias de viajes para que os deis cuenta de que por ejemplo una semana en un vuelo de primera de Madrid a Bora Bora este verano de 2014 os puede costar, sólo el avión, en torno a los 3.000 euros!.

Más información de Bora Bora

mas-información-de-bora-bora

Os ampliamos un poco la informacion con la Guía de Viajes a Bora Bora, y este espectacular vídeo que nos muestra algunas de las mejores perspectivas de la isla

Por ultimo os actualizamos con dos vídeos que os muestran un poco el destino turístico de Bora Bora

Las mejores fotografías de Bora Bora

 

 

Leer más

Aún quedan muchos lugares hermosos que visitar y os invitamos a que lo hagáis con nosotros a través de nuestros artículos y, por supuesto, cuando os vayáis a visitar cualquiera de ellos, a disfrutarlos y vivirlos, nos hagáis partícipes con vuestras experiencias. De momento, viajemos juntos:

Deja tu comentario

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

91 Comentarios

  1. Pablo Neruda dijo...

    Soy Pablo Neruda. Aprovecho este espacio para dedicarle un poema a las columnas que sostienen las preciosas e inigualables chozas, cual villa.
    Tu, que eres columna, Tu que sostienes la choza, tu que te mojas por mi. Y yo que disfruto de ti. Que hermoso somos juntos, tu sosteniendo y yo disfrutando. Tu, maravillosa columna, tu con ese bronceado de ensueño, tu con ese firmeza soportas mi peso y yo con una sonrisa te uso para el fuego. Tu te enojas y haces que se caiga la choza, yo caigo al agua y cuelgo de ti, tu que me ayudas a flotar y me salvas del tiburón que acecha de mi, era transparente y no lo vi. Todo termino bien, vos hecha papel y escribiendo en ti. Se pianta un lagrimon y rueda por esta mejilla que solo piensa en ti, y en tu hermosa corteza. Volviste a ser columna, en mis sueños lo volviste a ser. Fin.
    Tu, que me estas leyendo (ya no hablo de la columna, sino de ti) conmovido por este poema, quiero decirle que volví totalmente inspirado de este fabuloso lugar. Deseo de corazón que tu también puedas vivirlo. Consulta por Precios y Descuentos nombrando a Pablito Neruda. Atte.: Ariel.