Chillon, un castillo del siglo XII en Montreux (Suiza)

LocuraViajes.com

En nuestro paso por Suiza no pudimos evitar la parada para contemplar y recorrer el castillo de Chillon en Montreux, desde la autovía se podía ver un poquito pero rápidamente pasaría desapercibido si uno no sabe que hay un grandioso monumento a sus pies.

castillo de chillon

Historia del Castillo de Chillon

El castillo que hoy en día podemos visitar es el resultado de varios siglos de construcciones y reformas pero que no ha perdido en nada su imagen señorial, dejando ver a cualquier visitante las diferentes épocas por las que ha pasado e imaginarse cómo era la vida entre aquellas paredes.

La historia de este castillos está marcada por tres períodos: el período saboyano (s. XII a 1536), el período bernés (1536 a 1798) y el período valdense (1798 hasta la actualidad). Aún así, tras las excavaciones que se han estado realizando durante el último siglo, se ha demostrado como el islote rocoso sobre el que está levantado el castillo ya fue ocupado durante la Edad de Bronce.

castillo_chillon

Aún así, la primera mención escrita que se hace sobre este castillo nos traslada hasta el año 1150 cuando se habla de la familia de Saboya, quienes tenían el control de la fortaleza; más tarde, en el año 1536 fueron los suizos de Berna quienes ocuparon el castillo utilizándolo como fortaleza, arsenal y prisión. En 1798 abandonan el castillo y en 1803 pasa a pertenecer al cantón de Vaud.

castillo chillon suiza

Como comprobaréis vosotros mismos en vuestra visita, este castillo es una mezcla perfecta de fortaleza con sus zonas para prisioneros y que permite tanto el control de la zona como la defensa de la misma, mientras que otros lugares del castillo muestran perfectamente las zonas acondicionadas para la residencia.

castillo_chillon_montreux

Visita al Castillo de Chillon

Una de las grandes sorpresas antes de entrar en el castillo es lo bien que lo tienen organizado, al comprar tu entrada te dan un tríptico en tu idioma con un itinerario determinado y una explicación de cada una de las salas que vas a visitar para que puedas comprender qué es lo que estás viendo, disfrutar tú mismo de la estancia sin tiempos impuestos y también puedes alquilar un audioguía.

Cuando pasas la puerta y te llevas la primera imagen del interior del castillo sobrecoje, hace un momento tenías un pie en el siglo XXI donde hay vehículos a motor que pueden coger velocidades desorbitadas y ahora te encuentras en el interior de una fortaleza que rezuma antigüedad, que habla de otra época. Es tan fácil dejarse llevar por la historia y la imaginación cuando uno lo ve…

castillo-chillon-suiza

Aunque el mobiliario os pueda llamar la atención en muchas ocasiones, nunca perdáis la oportunidad de divisar los techos y los suelos, los detalles más ínfimos os darán una idea de cómo podría ser la vida en aquel entonces y cuáles eran los gustos de sus ocupantes.

castillo-chillon-techoTecho de la capilla

En cada estancia podéis encontrar grandes variaciones en estos pequeños detalles lo que os ayudará a imaginaros cómo era en esa estancia la vida, los gustos de la persona que residía en ella o hacia quiénes estaba dirigida. Encontraréis grandes ventanales hacia el lago con bancos a sus lados en casi todas las estancias ¿quién no querría disfrutar del sol y de las vistas, antes y ahora?

castillo chillon ventanas

¿Alguien necesita darse un baño? En cada una de las estancias podréis encontrar detalles de la época y no os preocupéis, en la guía que os dan viene perfectamente detallado.

castillo-chillon-estancias

Podréis ver en varias ocasiones las letrinas que se utilizaban para evacuar los desechos de todo tipo, bajar a las partes más profundas del castillo para conocer cuál era la prisión, dónde estaba el almacén tanto de provisiones como de artillería o incluso, conocer el lugar donde se torturaba a los prisioneros.

castillo_chillon_interior

Todo el castillo es impresionante, no importa la época o los años en los que una determinada estancia fue construida o diseñada, toda ella invita a pararse a sentir y a mirar.

castillo-chillon-lago

Podréis comprobar cómo en las zonas defensivas de las murallas o las torres encontraréis aberturas estrechas para poder disparar sin correr tantos riesgos, zonas donde los muros son anchos. A su vez,

castillo_chillon-montreux

Además, desde el camino de ronda encontraréis magníficas visitas al interior del castillo como al exterior.

castillo_chilllon

La última visita que se hace al castillo es subir a la torreón o torre del homenaje que data del s. XI, desde allí podréis tener unas visitas impresionantes en 360º al castillo. Podréis ver el lago Leman, las montañas, zonas del castillo… si conseguís alcanzar el atardecer desde allí es un momento único.

castillo_chillon_atardecer

Para terminar y llevaros la foto de recuerdo más especial, a la salida del castillo podréis ver una especie de «puerto» de madera que se adentra en el lago y tiene como fondo las montañas, probad suerte y pedirle a alguien que os eche un par de fotos, el lugar es impresionante.

castillo chillon vistas

Curiosidades

¿No os recuerda la pintura de esta pared al Oso y el Madroño de Madrid?

castillo chillon oso

Una curiosidad que nos llamó la atención fue la zona de la bodega donde se encontraban múltiples barricas con el vino de Chillon y después, en la tienda del museo te encuentras con las botellas del vino exclusivo Clos de Chillon, que dicen que ha pasado su proceso de maduración y embotellado en el castillo. Este vino se vende únicamente en la tienda y va en beneficio de obras de conservación y restauración del castillo.

vino clos de chillon

A su vez, algunas salas del castillo pueden ser alquiladas para celebrar eventos de lo más variados, desde un cumpleaños infantil a cócteles, exposiciones o cenas de gala.

Si vais con niños podéis comprar una guía especial para niños de 7 a 12 años que está escrita en inglés, alemán o francés, podéis encontrarla en la tienda. Ésta guía está llena de dibujos de la zona, un mapa en formato cómic que puede resultarles muy atractivo.

mapa castillo chillon

Antes de iros del castillo y de la zona, si os fijáis, en medio del Lago Leman podréis ver un árbol que parece salido de la nada. Si tenéis la oportunidad de cogeros un ferry, las vistas del castillo desde el lago tienen que ser fabulosas, nosotros nos reservamos esa experiencia para otra ocasión.

¿Os recomendamos esta visita?

100% recomendable. La visita al castillo no es verdaderamente cara (12,50 francos que son unos 10 euros), está muy bien cuidado y tienes todo el tiempo del mundo para visitarlo, para sacar tus fotografías salvo que a las siete de la tarde cierran y no esperan ni un minuto, os irán acompañando sala a sala hasta la salida para que nadie se quede despistado por ahí.

A nosotros nos ha encantado, uno de los castillos que más nos llamó la atención en nuestro viaje.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar

Un Comentario en “Chillon, un castillo del siglo XII en Montreux (Suiza)”

  1. Aitor dice:

    Qué bonito es suiza en verano