Escapadas y actividades para disfrutar del invierno

Por alguna razón, los amantes de los viajes suelen pensar que el invierno es una temporada para quedarse en casa. El frío, el hielo o los días cortos son algunas razones por las que el turismo se estanca durante estos meses, y muchos hoteles y restaurantes aprovechan para cerrar sus puertas. Sin embargo, frente a estos desencantados, todavía estamos los que sabemos que cada temporada brinda sus oportunidades y algunos rincones solo son hermosos durante los meses de invierno.

Si no me crees, has indicado al sitio indicado. En este post vamos a ahondar en las escapadas perfectas para estos meses, como realizar esquí en Boí Taüll con Esquiades.com o apostar por el senderismo de montaña. ¡Empezamos!

Por qué realizar visitas en invierno

Antes de entrar de lleno en los lugares que puedes visitar antes de la irrupción del verano, es importante que entiendas que la mayoría de ellos se encuentran en temporada baja. Esto hace que los precios sean más económicos y los rincones que pretendes visitar estén menos abarrotados que en otros momentos del año.

Incluso en las zonas de montaña, los pequeños pueblos y casas rurales disponen ahora de una mejor capacidad para acoger turistas, ya que la época más fuerte de la temporada alta de esquí ha terminado. Asimismo, las medidas anticovid son ahora mismo menos severas que hace unos meses, razón por la que muchos alojamientos han aumentado su capacidad y mejorado sus precios.

Pistas de nieve (esquí y snowboard)

Lógicamente, los deportes de nieve (esquí y snow) son dos actividades que solo pueden realizarse con frío y nieve. Por esta razón, reservar en pistas de esquí como Boí Taüll o Sierra Nevada es perfecto para apostar por un turismo diferente y propio del invierno.

Dependiendo de la zona en la que vivas, puedes acudir a unas pistas u otras. Nosotros te recomendamos la zona de los Pirineos, entre otras razones por la cantidad de actividades disponibles para la familia. Asimismo, cerca de las pistas de Pirineos se encuentra Andorra, un país conocido por sus oportunidades de esquí y los amantes de los deportes de nieve que alberga.

Ciudades del interior

Es posible que consideres que el frío es un impedimento. Sin embargo, algunas zonas del interior de España son todavía más bonitas con invierno. Este es el caso de ciudades como Burgos, Salamanca o Cuenca. La arquitectura y gastronomía de estas zonas fue concebida para hacer frente a los meses fríos y lluviosos, por lo que conocer sus calles y monumentos en invierno es ahondar en la experiencia de la ciudad y entender a fondo la vida en ellas.

En el interior de España también encontramos numerosos pueblos hermosos, como Albarracín (Teruel) o Consuegra (Toledo). En cualquier caso, durante el verano la mayoría de estos rincones alcanza los 35ºC. Por ello, ¿qué mejor momento que el invierno para visitarlos?

Zonas costeras

¿Quién dijo que la costa es solo para el verano? De hecho, si conoces a algún extranjero que resida en España, sabrás que los nórdicos pasan sus inviernos en nuestro país para regresar, durante los meses de verano, a sus países de origen. Ello se debe a que durante el verano las aglomeraciones de estas zonas son sumamente incómodas y disparan los precios de bares y restaurantes.

Visitar la costa, las ciudades y pueblos, puede ser una alternativa perfecta para los meses de invierno y el principio de la primavera. Dado que estas zonas se encuentran en temporada baja, los alojamientos disponibles son numerosos. Asimismo, en estos lugares suele lucir el buen tiempo, por lo que son entornos ideales para recargar las pilas y aprovechar unas pequeñas vacaciones.

Senderismo de montaña

Aunque muchas personas no lo saben, algunas rutas de senderismo están diseñadas e incluso son más impresionantes durante los meses de invierno. Este es el caso del senderismo de montaña o el hiking con raquetas de nieve. En estos deportes, las rutas que deben atravesar los aventureros son más cortas, pero el entorno del que disfrutan y la fauna que se aprecia es inigualable.

En algunos casos es posible hospedarse en la zona que se va a explorar, ya sea en hoteles rurales o en casas del lugar. En cualquier caso, el senderismo de montaña es una actividad especialmente pensada para los meses de frío.

Descubrir las islas

Antes nos hemos referido al turismo costero o las visitas al entorno de la costa. Sin embargo, las islas son una opción increíble que no debemos desechar a la ligera. Entre otras razones, las islas Baleares y Canarias se encuentran en temporada baja y tanto el alojamiento como el transporte son más económicos.

Asimismo, en la actualidad los archipiélagos no acogen gran cantidad de turistas, ya sea nacionales o extranjeros, razón por la que estos meses puedes aprovechar para conocer a fondo las ciudades y costas de los lugares, alquilar algún pequeño barco o, si no te incomoda el frío, disfrutar de la playa.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar