Las 10 mejores calas de España que visitar en Verano 2022

LocuraViajes.com

Una de las mejores cosas que tiene España es que se trata de un país repleto de sitios diferentes y llamativos y en los que puedes llegar a disfrutar de todo, desde pasear por algunos de los mejores parques nacionales de toda Europa o disfrutar de las mejores zonas montañosas. Y si hay algo que puede hacernos decidir por un camino o por otro son las playas, o mejor aun, las calas; sobre todo esas que no están explotadas y donde puedes disfrutar de un atardecer precioso.

Cala Caleton Blanco: Lanzarote

Con unos 100 metros de largo, Caleton Blanco es una de las mejores playas de Lanzarote. Aguas cristalinas, arena blanca, poca profundidad, roca volcánica que lo rodea, excelente temperatura y la posibilidad de hacer snorkel y ver peces nadar entre las rocas lo convierten en uno de los mejores lugares para visitar y soñar con los turistas. lugares que puedes soñar primero y luego disfrutar. En cualquier caso, podemos decir que tenemos un paisaje muy extraño.

Cala Enmedio: Almería

Tiene solo 130 metros de largo y 35 metros de ancho, pero su belleza es impresionante. Cala de Enmedio de Almería, de arena fina y sin piedras, es una auténtica joya natural situada en la zona de Níjar. Esta es una playa virgen con condiciones óptimas para nadar con seguridad y excelentes vistas, con el pueblo de Agua Amarga al otro lado de la bahía y las colinas de Mesa Roldan con su castillo y faro.

Cala Pregonda: Menorca

El principal atractivo de Cala Pregonda es cómo se diferencia de las bahías del sur. La arena es roja y el paisaje que lo rodea es un poco «feroz», tiene un aspecto que haría pensar a mucha gente que está en la superficie de Marte. El agua, para mayor contraste, es completamente cristalina.

El mayor problema de esta bahía es que está lejos de la mayoría de los lugares de la isla (excepto en Fornells o Mercadal) y el largo trayecto desde el aparcamiento hasta la bahía dura unos 30 minutos. Minutos en el camino no había una sola persona.

Cala Pola: Girona

Es el caso de Cala Pola, una preciosa y animada cala situada a unos 6 kilómetros. del centro de Tossa, donde se encuentra el Camping Pola, rodeado de pinos, alcornoques y vegetación. Si te intriga la idea, puedes comprar los billetes allí porque en verano salen cada media hora o cada hora en temporada baja y disfrutar de una escapada a Tossa o hacer una prueba en Cala Giverola, cerca de la parte más septentrional y de algunas de nuestras cuevas marinas. encontrar sobre la marcha.

La playa es de arena gruesa y fondo turquesa gracias al reflejo de la vegetación de pinos y encinas que la rodea y al fondo de arena. Alternativamente, si quieres aprovechar las oportunidades para hacer deporte, existe un sendero señalizado de dificultad media que conecta el centro de Tossa con Cala Giverola y pasa por esta hermosa bahía.

Cala Gulpiyuri: Asturias

Si eres un amante de las bahías naturales, lejos del ajetreo y el bullicio, lejos de la ciudad y de pocas playas ordinarias, entonces la playa de Gulpiyuri te hará sentir como si estuvieras perdido en el paraíso.

Y la realidad es que Gulpiyuri Beach no es una playa clásica llena de chiringuitos, hamacas y sombrillas donde pasar el día tomando el sol durante horas y paseando por la orilla. . Si esto es lo que buscas, te recomendamos buscar otras opciones que definitivamente existen.

Cala Salada: Ibiza

Cala Salada conserva el espíritu marinero de antaño. Tan pronto como llegues, te llamará la atención una interesante casa de piedra con estuco rosa a ambos lados que casi toca el agua. Esta es una playa popular frecuentada por los residentes de San Antonio, especialmente los fines de semana. Un ambiente familiar que las cabinas de dique seco ofrecen el mayor atractivo posible. La costa es arenosa, y la cantidad de arena en el interior depende de las tormentas de invierno. Cuenta con hamacas, sombrillas y botes a pedales, además de un restaurante que sirve deliciosos pescados. Al otro lado, detrás de las rocas, encontrarás Cala Salada, más pequeña pero de gran belleza, con arena fina que le da al mar una sensación intensa y paradisíaca

Calo des Moro: Mallorca

Como una bahía escondida entre las rocas, el mar está en completa calma. No hay servicio, duchas ni bares cerca, aunque cuando estuvimos allí había un pequeño carrito para comprar bebidas justo antes de bajar a la bahía. El entorno de la bahía es tan impresionante como su agua. ¡Qué milagro de la naturaleza! Una playa virgen, virgen rodeada de árboles. Y la vista desde arriba es increíble. Esta es sin duda una bahía que vale la pena visitar y si puedes visitarla fuera de temporada es tu mejor opción.

Calas de Roche: Cádiz

Hace unos años, este era un espacio totalmente natural donde solo los privilegiados podían disfrutar de la tranquilidad de sus playas en verano. Hoy en día muchas familias de España y del extranjero vienen a este lugar para las vacaciones de verano, por lo que ahora están un poco masificados, especialmente durante la época estival. La verdad es que el acceso a las bahías de Rocher también ha mejorado drásticamente, antes algunas de estas playas eran prácticamente inaccesibles… realmente tienes que bajarte de los acantilados y solo uno. Solo unos pocos temerarios llegan a estas playas. En los últimos años, los accesos a las bahías se han renovado constantemente, por lo que muchos de ellos ahora tienen pasarelas de madera y barandillas que permiten una entrada sin problemas.

Cala Tacoron: El Hierro

No es la playa más popular de Canarias, pero probablemente sea una de las más bonitas. Nos referimos a la bahía de Takoron, que se encuentra en la parte sur de la isla y permite disfrutar del Océano Atlántico más tranquilo del archipiélago. De hecho, esta parte del océano se conoce como el «Mar Tranquilo».

Eso sí, hay que tener en cuenta que se trata de una bahía virgen en la que no encontrarás ningún servicio. Por lo tanto, si planeas pasar un día en este lugar, debes prepararte bien. Eso sí, a pesar de la falta de servicios, Cala de Tacoron es muy accesible. A continuación te dejamos en nuestra galería donde encontrarás más fotografías de esta playa situada en El Hierro.

Cala Ambolo: Alicante

Cala Ambolo toma su nombre de una torre vigía del siglo XVI que vigilaba la navegación y protegía de ataques piratas, así como otra torre vigía de Jávea situada en la zona del Portichol, ambas de propiedad privada.

El acceso a la bahía es complicado porque los coches tienen que estar lejos de esta pequeña playa, a la que se accede bajando unas escaleras. Está alejado del casco urbano. Además, debes llevar un buen calzado en esta bahía, porque además de caminar unos 10-15 minutos hasta la bahía, también necesitas caminar sobre grava. Cala Ambolo es perfecta para buceadores que buscan explorar las magníficas praderas de Posidonia. Sus aguas cristalinas y cristalinas son ideales para bucear en un entorno natural y virgen.

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar