¿Qué comer en Viena?

Semanas después de nuestro viaje a Atenas teníamos prevista una escapada a Viena y ¡Cuántas grandes diferencias! Y qué hermosas ambas ciudades. ¿Qué comer en Viena? La ciudad de Viena está tan llena de vida que a cualquier hora hemos encontrado gente en sus calles. Es una ciudad llena de vida y con una oferta […]
LocuraViajes.com

Semanas después de nuestro viaje a Atenas teníamos prevista una escapada a Viena y ¡Cuántas grandes diferencias! Y qué hermosas ambas ciudades.

¿Qué comer en Viena?

La ciudad de Viena está tan llena de vida que a cualquier hora hemos encontrado gente en sus calles. Es una ciudad llena de vida y con una oferta cultural impresionante, desde la mayor colección de Gustav Klimt en el palacio Belvedere a la posibilidad de ir a la ópera o ver el museo de Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis.

La gastronomía vienesa tiene grandes influencias de los países colindantes, a veces debido a la proximidad y otras veces por los hechos históricos. Eso sí, no sé si por el contraste con Atenas o porque es objetividad, haceros a la idea de que se trata de una ciudad cara y en la que tenéis que ir con mentalidad de pagar, aunque no por ello dejar de buscar zonas más económicas.

En esta ocasión, sólo os compartimos un pequeño acercamiento a la gastronomía vienesa, de todo aquello que nos ha dado tiempo a probar.

Pretzel

Que comer viena pretzel

Es muy fácil de distinguir por su forma de lazo, su color tostado y los trocitos de sal que caen por su superficie. Podríamos decir que se trata de un pan.

Wiener Schnitzel

Que comer viena Wiener Schnitzel

El schnitzel es un escalope de ternera empanado, así tal cual. Eso sí, se suele preparar de la parte más jugosa, es verdaderamente tierno y su empanado no deja ningún rastro de ser algo grasiento. Después podéis encontrar otras variantes, como vimos en el artículo de la gastronomía alemana, donde al schnitzel se le podía incluir otros ingredientes o gratinarlo incluso. Lo que hemos pagado por él han sido 21 euros.

Tarta Sacher

Que comer viena tarta sacher

La tarta Sacher tiene una textura suave, preparada con almendras en polvo, lleva una ligera capa de mermelada por el medio y una deliciosa cubierta de chocolate por encima. El resultado es una tarta deliciosa y la mermelada le da un contraste sensacional.

Esta tarta fue inventada en 1832 por Franz Sacher y su hijo Eduard Sacher continuó preparándola de la forma en la que hoy se conoce en el hotel que él mismo fundó, el Hotel Sacher, donde hoy podéis disfrutarla. Eso sí, os avisamos de que el precio es alto. 7,50 euros la porción de tarta que veis en la foto, con opción a optar por un menú con una bebida caliente y agua por 16,90 euros, puesto que la media del coste del café es de 5,90 euros.

Otra de las opciones principales es la confitería Demel, que también cuenta con otra versión, Sacher Torte de Delme, que se piensa que podría ser la auténtica tarta sacher.

Confitería y pastelería Demel

Se trata de una confitería que está abierta desde el año 1786 y que hoy día se mantiene abierta. Podéis disfrutar allí mismo de sus dulces o comprar para llevar, siempre teniendo en cuenta de que estamos hablando de precios bastante altos.

Productos destacados son sus chocolates, que podréis encontrar en forma de pequeños y delicados bombones (lo más barato unos 15 euros), tabletas de chocolate (4 euros 100 gramos), entre otros. También podréis ver pastas y tartas de distintas masas y sabores. Las presentaciones son preciosas, la elegancia y el mimo que podéis ver en la decoración del lugar lo encontráis en sus productos y en el precio.

Ensalada de patata

Se trata de una ensalada de patata que nada tiene que ver con la habitual española. Pequeños trozos de patata en una vinagreta suave pero muy sabrosa que enseguida llama la atención. Deliciosa y sorprendente.

Apfelstrudel o Topfelstrudel

Que comer viena strudel

Siempre se sirve templado y en su interior podéis encontrar los deliciosos trozos de manzana, pasas con una textura que se deshace en la boca y que contrasta con el hojaldre bien cuidado. En cuanto al Topfelstrudel tiene un *curd de queso, no lo hemos probado esta vez pero dudo mucho de que no sea alucinante.

Mozart Kugeln

Os encontraréis muchas tiendas que venden unos bombones o dulces de distintos tamaños y presentaciones con la cara de Mozart. Al igual, también veréis otros personajes, como la princesa Sissi. Depende del producto que compréis os encontraréis con uno u otro sabor pero lo más habitual es el chocolate combinado con el mazapán. Un ejemplo, 280 gramos son unos 7,90 euros. Los precios pueden variar de una tienda a otra, veréis que los venden en tiendas «oficiales» como en tiendas de souvenirs u otros dulces.

Barquillos

En la ciudad también encontraréis varias tiendas de Manner, donde se ofrecen una gran variedad de barquillos combinados con múltiples frutas (coco, fresa, limón…), rellenos de chocolate (chocolate, chocolate con avellanas), de caramelo salado o galletas de distintos tipos.

Panes

Uno de los alimentos que más disfruto es del pan y en Viena no se quedan atrás. Fácilmente vais a encontrar en los restaurantes o en cualquier panadería una buenísima variedad de panes elaborados con diferentes cereales, con distintas texturas o semillas. Desayunar en una de estas panaderías podría no ser caro pero el coste de las bebidas es alto. Ejemplo: menú croissant con panecillo con mantequilla y mermelada son 2,80, el té son un mínimo de 3 euros.

Minced escalope de ternera con arroz y guisantes

Ésta es una de las especialidades de Viena, las carnes y los guisos suelen estar muy presentes en los grandes restaurantes. Este plato se trata de una especie de hamburguesa, con una carne ligeramente especiada y tan jugosa que resulta chocante; todo ello combinado con una salsa muy sabrosa y un poco de arroz con guisantes que le va fenomenal. El precio (nosotros fuimos a un restaurante recomendado, Plachutta) unos 21 euros el plato.

Swing Kitchen

Si sois veganos, una de las opciones que os pueden resultar muy interesantes es este restaurante de estilo comida rápida donde todo lo que ofrecen es vegano. Algunas propuestas ponen «como carne» y es verdad que tienen un gran parecido en sabor y en textura, en otros platos os vais a encontrar con un uso de las verduras y las especias sensacional. El precio del menú es de unos 10 euros, depende de lo que pidáis puede ser más o menos.

También te puede interesar