Para quienes viajan frecuentemente de vacaciones a México o Estados Unidos, seguramente tienen dentro de sus panoramas favoritos la visita a algún delfinario.

delpin

Los delfines son animales amistosos, que en general no revisten peligro alguno para los humanos, aunque existen las excepciones y de hecho hay registros de ataques de delfines hacia humanos en ambientes controlados como los acuarios y en su medio ambiente natural, el mar abierto.

Según los estudios que analizan la conducta de los delfines, las causas que se han identificado para llegar a atacar a seres humanos, son tres: defensa propia, necesidad fisiológica frustrada de apareamiento (estar en celo), o confundir a la persona con un miembro de ellos.

delfin

Cuando se trata de defensa propia, los delfines llegan a ser muy agresivos, y son capaces de matar dando un solo golpe mortal a la persona.

Cuando se trata de un delfín en celo, o con fuertes sentimientos de frustración debido a rencillas grupales con otros de su especie, los delfines elijen a propósito a un miembro más débil para atacar.

Cuando los delfines confunden a las personas con un miembro más de ellos, las embisten tal como lo harían con otro de ellos, a quien no le pasaría nada, pero a un humano, esos empujones y agarrones que los hunden, pueden conllevarles consecuencias mortales.

show

Se ha comprobado que algunos grupos de delfines intentan así integrar a un nuevo miembro, sin distinguir en un inicio que se trata de un ser humano, mucho más frágil que ellos, hasta que se dan cuenta que la persona está mal y entonces paran y se lamentan, como muestra de arrepentimiento.

Una recomendación muy seria para quienes visiten delfinarios, es la siguiente: no vayan a aquellos donde se les permita alimentarlos, ni donde no existan rutinas predeterminadas que permitan predecir su conducta por parte de los entrenadores, si hay uno de gran prestigio que cumple con los requisitos que recomiendan los expertos es el delfinario Delphinus Dream de México.

También se recomienda no meter ruidos fuertes con silbatos, no sacar fotos dentro del acuario, ya que son cosas que los pueden alterar, ni agredirlos de ninguna forma.

Fotos: Flickr