Escrito por

Dónde está el campo de concentración de Auschwitz

El campo de concentración de Asuchwtiz se encuentra en Polonia y, en este artículo, te contaremos todo lo que necesitas para poder realizar una visita a este lugar: ubicación, entradas, un poco de historia… Además, te hablaremos sobre la exposición itinerante de Auschwitz que actualmente está en España.

Dónde está el campo de concentración de Auschwitz

Auschwitz se encuentra en Oświęcim, Cracovia, al sur de Polonia. De los tres campos de concentración que formaron este complejo, sólo se puede visitar Auschwitz II Birkenau.

Para hablar sobre Auschwitz tenemos que remontarnos a la Alemania nazi, concretamente al año 1933 que fue cuando comenzó a construirse el primer pabellón del campo de concentración. Los alemanes plantearon diferentes funciones para los campos de concentración: campo de trabajo (forzado), campo de concentración, campo de exterminio, campo de tránsito y prisión, o una combinación de las anteriores.

En el caso de Auschwitz se crearon tres campos de concentración diferentes a lo largo de los años. Fue en 1940 cuando se inauguró el primero y se cerró el 27 de enero de 1945, llegando a alcanzar un territorio de 40 km cuadrados. Los tres campos de concentración de Auschwitz son:

  • Auschwitz I: campo original y primer campo de concentración
  • Auschwitz II Birkenau: se construyó como campo de concentración y exterminio
  • Auschwitz III Monowitz: se construyó como campo de trabajo para un grupo de empresas químicas unido bajo el nombre IG Farben.

La realidad es que éste era el primer planteamiento, después estos campos de trabajo no sólo se destinaron a estas funciones.

En Auschwitz I se llevaron a cabo trabajos forzados, experimentos de esterilización con mujeres, torturas (ejemplo, encerraban durante días, en 1 metro cuadrado, a 4 o 5 personas) y los primeros experimentos con el gas químico Zyklon B para exterminar a seres humanos.

En Birkenau comenzó la construcción de Auschwitz II en el año 1941, a sólo 3 kilómetros del primero. Este lugar se construyó como campo de concentración y exterminio, creándose cuatro crematorios con cámaras de gas que medía 2,5 km por 2 km. Estas dimensiones supusieron que podían llegar a asesinar con el gas a 2.500 personas a la vez.

Más tarde, a finales de 1942 comenzó a funcionar en Monowitz Auschwitz III. Este lugar estaba destinado para trabajos forzados en una empresa que se dedicaba a combustibles líquidos y al caucho. Para mantener a los prisioneros se les daba una mínima cantidad de comida, lo justo para mantenerlos vivos pero mal nutridos. Esto, más los trabajos forzados, hacía que muriesen con facilidad y que cada poco tiempo cambiasen de trabajadores. A su vez, también pasaban revisiones médicas para escoger a aquellos que estaban peor y los enviaban a la cámara de gas.

Qué fue del campo de concentración de Auschwitz

No fue hasta el año 1944 cuando la Alemania nazi vio tambalear los cimientos sobre los que había sido construida. El ejército soviético mantenía una ofensiva continuada y potente contra Alemania, lo que hizo que los altos cargos de Auschwitz ordenasen la destrucción de todas las evidencias de las atrocidades que allí habían cometido.

Cuando en  27 de enero 1945 llegaron los soviéticos a Auschwitz, se encontraron lo inimaginable. Había algunos supervivientes de las marchas de la muerte, seres humanos completamente desnutridos y desfallecidos pero aún vivos, todavía se mantenían en pie algunos símbolos del horror, además de cuerpos apilados sin enterrar, 6500 kilos de cabello humano, cientos de miles de trajes de hombres, más de 800.000 trajes de mujeres, accesorios y pertenencias personales.

A pesar de que no se pueden hablar de cifras exactas, se estima que entre los años 1940 y 1945, en Auschwitz se llevaron a cabo 1.100.000 asesinatos de forma despersonalizada, deshumanizada, industrializada,

Hoy día, como os señalábamos antes, se puede visitar el campo de concentración y exterminio de Auschwitz II Birkenau. Aquí podréis ver los hornos crematorios, las cámaras de gas, los antiguos barracones y es que las instalaciones se mantienen bien conservadas, por lo que uno va a encontrar restos y señales del horror.

Podéis llegar hasta allí en autobús desde la estación central de Cracovia, o en tren hasta la estación de Oświęcim y después moveros en taxi o en bus local. Los horarios varían según la época del año pero son de 8.00 a 15.00 o de 8.00 a 19.00; la entrada es gratuita y tenéis la opción de contratar un guía.

Exposición de Auschwitz

El Museo Estatal de Auschwitz Birkenau está llevando a cabo una exposición itinerante, que ha llegado a Madrid junto con Musealia. Esta exposición se puede visitar en el Centro de Exposiciones Arte Canal de Madrid, ubicado en el Paseo de la Castellana 214.

Uno de los grandes atractivos de esta exposición es la posibilidad de adentrarse en Auschwitz sin tener que ir hasta Alemania. Los materiales recogidos y expuestos para la misma son muy variados: fotografías, material audiovisual, más de 600 piezas originales de Auschwitz, testimonios de los supervivientes… Una exposición que oferta un importante recorrido sobre la historia reciente del mundo y el más terrible campo de concentración del Holocausto.

La exposición se puede visitar desde la actualidad hasta el 17 de junio de 2018 y la recomendación es que contéis con que tardaréis en visitarlo tranquilamente entre 2 y 3 horas.

Los horarios en los que está abierto al público son de 10 a 2o horas, todos los días de la semana. Eso sí, el coste de las entradas va a variar en función del día en el que escojas ir:

  • El coste de la entrada de los lunes son 6 euros
  • De martes a viernes las entradas cuestan 9 euros
  • Fines de semana, festivos, o vísperas de festivo las entradas son a 11 euros.

Si compras las entradas por internet se va a sumar un cargo de gestión y, a su vez, por un euro más (información de la web) podrías sumar el servicio de audioguía. Sin duda alguna, os recomendamos que por un euro más contéis con él para poder ver con otros ojos, puesto que escuchar las explicaciones de cada una de las piezas o de lo expuesto os facilitará comprender la magnitud del momento y también os hará más liviana la visita.

Otros artículos que pueden interesarte son:

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos