Enclaves para unas vacaciones de Navidad idílicas en Los Pirineos

Los Pirineos son para visitarlos durante todo el año, en cualquier estación, pero en las vacaciones de Navidad se convierte en uno de los destinos más apasionantes que podéis encontrar por la gran oferta de ocio que proponen para todas las edades. En este artículo os mostramos algunos lugares y actividades que os pueden interesar. […]

Los Pirineos son para visitarlos durante todo el año, en cualquier estación, pero en las vacaciones de Navidad se convierte en uno de los destinos más apasionantes que podéis encontrar por la gran oferta de ocio que proponen para todas las edades. En este artículo os mostramos algunos lugares y actividades que os pueden interesar.

Aquí os dejamos sólo tres recomendaciones impresionantes para disfrutar de Los Pirineos en Navidad, donde podéis ver una gran oferta cultural y de deporte a unos cuántos kilómetros. Todo ello, en un enclave natural que os dejará sin aliento.

Navidad en Los Pirineos: Arties

Arties pirineos

Este municipio 1144 metros de altitud, pertenece a la comarca del Valle de Arán y se trata de un llano situado entre la confluencia del río Garona y el Valarties. Destacamos este lugar porque cuenta con toda la belleza típica de Los Pirineos: un paisaje de ensueño, actividades deportivas y citas culturales que no te puedes perder.

Para los que queráis conocer un poco de historia u os guste la arquitectura, no perdáis de vista la Casa de Don Gaspar de Portolá (actualmente Parador) que cuenta con una gran torre del siglo XVI y una capilla del siglo XVII; guardad tiempo para conocer la Iglesia de Sant Joan de Arties, donde se realizan exposiciones temporales o la Iglesia de Santa Maria de Arties que es de arquitectura románica aranesa.

Podéis encontrar una gran variedad de alojamiento en Arties: parador, apartamentos, casas, hoteles, etc. Todos con una buena localización para poder disfrutar también de las actividades al aire libre, donde no sólo destaca el esquí, sino la oportunidad de senderismo, como la Ribera de Valarties o la posibilidad de disfrutar de aguas termales.

Navidad en Los Pirineos: Bielsa

Monte perdido pirineos

Se encuentra en la comarca del Sobrarbe , ubicado entre la falda del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Se trata de uno de los lugares que fue prácticamente arrasado por la Guerra Civil (enfrentamiento bélico de la Bolsa de Bielsa) pero tras la finalización de la misma se llevó a cabo su reconstrucción, recuperando su belleza original.

Uno de los aspectos que hace único este lugar es que hoy día mantienen su propia lengua, El Belsetán, una variedad de la lengua aragonesa. A pesar de los efectos de la guerra, algunos edificios históricos se mantienen, como el ayuntamiento o Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, ambas del siglo XVI, aunque la iglesia ha tenido que ser reformada en varias ocasiones.

Por supuesto, uno de los grandes atractivos de este lugar es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el cual es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y se puede recorrer andando durante varios días.

Navidad en Los Pirineos: Ariège

Pirineos foix

Situado en el Pirineo francés, se trata de un enclave fabuloso para aunar historia con una interesante variedad de ocio que va más allá de esquiar, aunque por supuesto forma parte de las posibilidades.

  • Podéis haceros con vuestro primer árbol de navidad orgánico.
  • Relajaros en alguno de los balnearios que se encuentran en el pueblo Ax-les-Thermes, que cuenta con 80 manantiales de agua y 3 balnearios famosos.
  • Conquistad el castillo de Foix, donde también podréis ver la iglesia de San Volusien que fue fundada en el siglo IX.
  • Acercaros a Beille para dejaros sobrecoger por la pequeña Laponia francesa, utilizar raquetas de nieve y llegar a conocer a Papá Noel.
  • Si os gusta la historia, hay más castillos por visitar, pues las ruinas del Castillo de Montsegur se encuentran a 1207 metros de altura y sus vistas son sobrecogedoras, al igual que su historia.
  • La arquitectura medieval es una de nuestras grandes pasiones y, si compartís esa debilidad, no os perdáis Mirepoix pues mantiene su arquitectura original.
  • Remontémonos aún más en la historia con la cueva prehistórica de la Gruta de Niaux. Cuentan con casi un centenar de pinturas de animales que datan de hace 13.000 años aproximadamente.

También te puede interesar