¿Qué hacer en Calella (Barcelona)?

En estos días ¿quién no tiene ganas de mar, de sol y de un buen viaje por la costa? Uno de esos destinos puede ser Calella, que se encuentra en plena costa y está a solo 45 minutos de Barcelona. Te hablamos de qué puedes hacer en este municipio costero y sacarle el máximo partido […]

En estos días ¿quién no tiene ganas de mar, de sol y de un buen viaje por la costa? Uno de esos destinos puede ser Calella, que se encuentra en plena costa y está a solo 45 minutos de Barcelona. Te hablamos de qué puedes hacer en este municipio costero y sacarle el máximo partido a tu escapada.

Calella barcelona

Calella ¿Por qué gusta tanto?

Calella está considerada como la capital turística de la Costa del Maresme, tanto es así que hace ya unos cuantos años se la llamaba «Calella de los Alemanes» porque en la temporada alta (final de la primavera, el verano y el principio del otoño) se triplicaba su población gracias, mayoritariamente, a los visitantes alemanes. Actualmente, sigue siendo una zona muy deseada por turistas de todos los continentes.

Es una ciudad preparada para el turismo, para disfrutar del sol en innumerables terrazas y con todo tipo de servicios de restauración, tanto gastronomía típica catalana y española, como otras opciones internacionales. Sin duda alguna, tampoco ha pasado desapercibido su ambiente nocturno, puesto que siempre ha habido una oferta variada y animada de opciones para disfrutar de la noche en la ciudad.

Otro de los servicios que suelen llamar la atención de muchos turistas son los deportes náuticos y actividades al aire libre. Dada la suave climatología que suelen tener durante todo el año, es posible practicar estos deportes incluso fuera de la temporada alta, al igual que cuentan con instalaciones en el Club Náutico que están muy bien valoradas.

Por supuesto, no nos podemos olvidar de uno de los atractivos principales de esta ciudad, sus playas. Playas de arena dorada, las aguas del Mediterráneo y una costa para poder pasear. Y no solo eso, la Playa de las Rocas se convierte en todo un cuadro de arte vivo al amanecer, cuando las gaviotas graznan y el sol comienza a levantarse, tiñendo el cielo y el agua de colores tan hermosos que os quedaréis completamente extasiados.

El hecho de que se encuentre a solo 45 minutos de Barcelona hace que no solo turistas extranjeros escojan Calella como destino si no que también turistas españoles o los propios urbanitas más próximos optan por disfrutar de escapadas a este rincón del mundo, para disfrutar del mar y desconectar de todo lo demás.

En cuanto al alojamiento, parte fundamental también de los servicios que se ofrecen, os vais a encontrar con una estupenda variedad de opciones en función de vuestra economía e intereses. Una de las opciones que tenéis disponibles es el Hotel Espanya Calella, el lugar perfecto para aquellos que queráis vivir unos días frente al mar y alojaros en habitaciones acogedoras, con opción a contar con una terraza desde la cual disfrutar de la visión del mar, a la par que está a pocos pasos de los principales puntos de interés de la zona.

¿Qué hacer en Calella?

Calella puede ser el lugar ideal para desconectar del mundo y de todas las situaciones difíciles que hayas tenido que vivir en este último año, pero no solo tiene restauración, deportes y playa, también puedes descubrir algunos lugares interesantes como:

Otros lugares de interés son:

  • El faro se ha convertido en una imagen icónica de la ciudad y, por supuesto, es uno de los lugares a visitar. Fue construido en el año 1859.
  • De camino al faro os encontraréis Las Torretes, se trata de torres antiguas de telégrafo.
  • La Pineda de Can Dalmau, una opción para disfrutar de una perspectiva de la ciudad y descansar, desconectar en un ambiente natural.
  • El paseo marítimo Manuel Puigvert, el cual os llevará hasta el faro.
  • La iglesia de Santa María, cuenta con una portada barroca y es de construcción neoclásica.
  • El Museo Archivo donde podréis conocer la historia de este municipio y su recorrido, como la industria textil, la antigua farmacia Barri o la pinacoteca Lluis Gallart i Garcia.
  • La Biblioteca, ubicada a la antigua Casa de los Salvador de la plaza de l’Ajuntament que fue construida en el siglo XIV.
  • Otras zonas del patrimonio artístico son la Casa Sivilla (s. XVI), la capilla de San Quirze y Santa Julita o la antigua Fábrica Llobet-Guri.

También te puede interesar