Escrito por

Los monumentos más importantes de Sevilla

Hablar de los monumentos más importantes de Sevilla, es hablar de la ciudad entera. Dicen que a Sevilla llegas con pareja y sales comprometido. Una de las ciudades más bellas de Europa, gracias a su espectacular conjunto monumental, fue designada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Enumeras los monumentos más importantes de Sevilla supone dos injusticias. Una, mencionar todo y tener al lector varias horas pegado a la web. O dos, elegir unas pocas y dejar fuera otras muchas. Por tu bien, vamos a optar por la segunda opción.

Los monumentos más importantes de Sevilla

Estos son los monumentos más importantes de Sevilla.

Catedral

El centro histórico de Sevilla es uno de los mayores de Europa, además de uno de los mejor conservador. En su interior, se eleva de forma majestuosa la Catedral de la ciudad, uno de los monumentos más importantes de Sevilla y el más visitado año tras año. Y es que, de media, el templo recibe unas 660.000 visitas anuales.

Conocida también como Catedral de Santa María de Sede, es el templo católico más grande del mundo y el tercero cristiano de mayor tamaño, tan sólo por detrás de San Pedro de Roma y San Pablo en  Londres. Su construcción comenzó en 1248, cuando la Mezquita Mayor se convirtió en la catedral de la Archidiócesis de la ciudad. Entrar cuesta 8 euros, en un pack que incluye visitas a otros monumentos. Eso sí, los sevillanos entran gratis.

Real Alcázar

El Real Alcázar es uno de los monumentos más importantes de Sevilla por méritos propios. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987, es el segundo punto de mayor turismo de la ciudad, con más de 600.000 personas al año.

El Real Alcázar de Sevilla es un castillo fortificado, pero también ha sido usado como residencia de casas reales y personalidades que han visitado la ciudad. El gran valor de este monumento es que se compone de edificios de diversas etapas. Así, la fortaleza original se erigió sobre un asentamiento romano que, siglos más tarde, sería visigodo. Tras la Reconquista, se convirtió en una basílica paleocristiana. Hoy en día, todos los estilos conviven en armonía.

En el interior del Real Alcázar de Sevilla no te debes perder el Patio de Yeso, la Sala de Justicia, la Casa de Contratación, el Palacio del Rey Don Pedro I, el Salón de Tapices, el Palacio Gótico, los Baños de María de Padilla y, por supuesto, sus magníficos jardines. Aunque parezca mucho, en menos de dos horas puedes ver todo con detalle. Eso sí, no vayas los lunes que cierran por descanso del personal.

El precio es de 7 euros, salvo si eres de Sevilla, estudiante, jubilado o tienes movilidad reducida, que en tal caso entras gratis.

La Giralda

El tercero de los monumentos más importes de Sevilla es la famosa Giralda, uno de los símbolos de la ciudad. No hace mucho, era la torre más alta del mundo, gracias a sus 97,5 metros, superados ampliamente por otras más actuales.

La torre cuenta con dos partes bien diferenciadas, en la que se da cuenta del ejemplar crisol de culturas que fue, en su día, la ciudad de Sevilla. La parte musulmana de la Giralda es la más antigua. Empezó a construirse en 1184 por mandato de Abu Yaqub Yusuf. El objetivo era crear un alminar de la mezquita almohade del Sevilla del siglo XII.

Torre del Oro

Y de nuevo en las alturas, la Torre del Oro es el siguiente de los monumentos más importantes de Sevilla. Situada junto al río Guadalquivir, se trata de una torre albarrana de tres cuerpos, que alcanza los 36 metros de altura.

Su nombre en árabe, Bury al-dahab, mencionaba el brillo dorado que proyectaba sobre el río cuando le daba el sol. Un mito que se vino abajo pues se pensaba que era por los azulejos, pero en 2005, en plena restauración, se comprobó que era por una mezcla de mortero, cal y paja prensada. Es uno de los monumentos más importantes de Sevilla más económico. La entrada vale 3 euros para adultos y 1,5 para jubilados, estudiantes y menores de 3 años.

Plaza de España

Según dicen los oriundos de la zona, es uno de los monumentos más importantes de Sevilla donde el romanticismo brota por los poros. En la Plaza de España es imposible no decir te quiere a tu pareja. Día sí, día también, se producen decenas de pedidas de mano en sus espectaculares entornos.

La Plaza de España está ubicada en el Parque de María Luisa y supone uno de los espacios arquitectónicos regionalistas más impactantes del mundo. Su origen nos lleva a la Exposición Iberoamericana de Sevilla, celebrada en 1929. En cada uno de sus bancos se representa cada una de als provincias de España, junto a los bustos de gente reconocible de la historia de España.

Su forma semielíptica es una metáfora del abrazo de España a sus antiguas colonias en Iberoamérica y está enfocada al Guadalquivir, indicando el camino a seguir para llegar a América. Cuenta con un total de 50.000 metros cuadrados, de los que algo menos de la mitad ya están edificados. El otro 65% aproximado es campo abierto que está rodeado de un espectacular canal que recorre más de medio kilómetro y que es cruzado por cuatro preciosos puentes.

Basílica de la Macarena

La Basílica de la Macarena supone el último de los monumentos más importantes de Sevilla. Al menos de nuestra lista, que no de la ciudad. Se trata de un templo católico situado en pleno barrio de La Macarena, y en el que hace estación las procesión más famosa de Sevilla: La Madrugada del Viernes Santo con imágenes de María Santísima de la Esperanza Macarena y Nuestro Padre Jesús de la Sentencia.

Empezó a construirse en 1941 y fue terminada ocho años después, aunque no fue consagrada hasta 1966, año en el que recibió la dignidad de Basílica Menor, gracias a una bula del Papa Pablo VI.

También te puede interesar:

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos