Escrito por Tendenzias

Qué ver en Toulouse en 2 días

Uno de los detalles más llamativos que cuentan de Toulouse es que es una ciudad con más de 400.00 habitantes pero, que de todo ese total, más de 100.000 son estudiantes.

Toulouse, la ciudad rosada

El centro histórico de Toulouse son calles de dos o tres pisos, donde se notan diferentes influencias en la construcción que ayudan a diferenciar las casas del siglo XVIII y del XIX.

Las casas del siglo XVIII están construidas en ladrillo rojo -que ahora está a la vista- y tejados de de teja en color rojo, lo que provoca que cuando le da el sol adquiera un tono rojizo o rosado que ha hecho que se la conozca como la Ciudad rosaMayoritariamente, las del siglo XIX están construidas en ladrillos en colores blancos que simulan la piedra (producto más caro).

La diferencia entre ambas épocas se puede ver fácilmente en las ventanas o balcones. En ambas fechas se solían construir ventanas alargadas de grandes dimensiones pero, en el siglo XVIII éstas se cubren con unas persianas (contra ventanas) de madera, y en el siglo XIX la madera se sustituye por unas cortinas gruesas en el interior del hogar, las ventanas y balcones se decoran con hierro forjado.

Una de las avenidas principales para ir de tiendas es la Rue d’Alsace-Lorraine, una calle peatonal inspirada en la ciudad de París en la que se pueden ver edificios con ladrillos amarillos. Una imagen diferente de Toulouse pero igualmente bonita para pasear.

Qué ver en Toulouse

En esta sección os recomendamos algunos sitios a visitar en Toulouse, aunque todavía hay muchos más monumentos históricos. A su vez, también podéis disfrutar de una ruta en bicicleta, pues es una ciudad muy llana y es fácil de recorrerla.

Capitole

El Capitole es hoy día la sede del ayuntamiento y también de la cultura, pues se encuentra en él la entrada al teatro. Un edificio que en seguida captura la atención por su impresionante fachada, pero que deja todavía más sorprendido por su interior y los frescos que lo decoran.

En esta visita por el Capitole también os recomendamos observar la plaza, el suelo de la misma y las pinturas que se encuentran en los techos de los arcos. Os hemos contado más detalles importantes aquí “El Capitolio de Toulouse“.

Donjon du Capitole

En el interior del Donjon du Capitole encontraréis hoy día la oficina de turismo, una visita que os recomendamos para poder coger mapa, que os indiquen lugares y podáis apuntaros a las visitas guiadas por la ciudad (la hay en español).

Más allá de eso, esta Torre del Homenaje fue construida en el siglo XVI y antiguamente, cuando los capitouls gobernaban la ciudad, era la Torre de los Archivos o Torre de los Consistorios, también fue utilizada como mazmorra. Es el edificio más antiguo que se conserva del antiguo ayuntamiento, antes de las amplias reformas que se hicieron sobre el 1750. Destaca el campanario de pizarra que destaca porque la mayor parte de la ciudad es de ladrillo y con tejas.

Basílica de Saint Sernin

La Basílica de Saint Sernin es una de las principales paradas del Camino de Santiago hacia Compostela, no sólo a día de hoy, sino durante toda la historia de la peregrinación. Este hecho ha estado muy ligado a la historia de la basílica que ha sido destruida y edificada nuevamente en varias ocasiones.

A su vez, otro dato importante, es que contiene las reliquias de San Saturnino, Santo que encontró su muerte en Toulouse de la forma más insospechada. Por otra parte, esta basílica reúne diferentes estilos artísticos que os recomendamos ver y disfrutar. Podéis conocer más sobre ella aquí “Basílica de Saint Sernin en Toulouse: historia“.

Couvent des Jacobines

El convento de los Jacobinos es una de las visitas más que recomendadas por su amplia historia y la sorpresa que os vais a llevar en su interior. Una de las edificaciones más antiguas que está íntimamente ligada a la historia de Toulouse y no únicamente la religiosa.

Hoy día es un edificio laico donde podéis encontrar exposiciones temporales pero, más allá de eso, es sensacional poder conocer la vida tolosana. Os dejo este artículo donde os lo contamos todo: “Convento de los Jacobinos en Toulouse: Historia“.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Comida en las orillas del Garona

Si hace buen día y tienes unas buena orilla para relajarte, qué mejor que hacer un picnic. Dejando atrás el casco histórico y cruzando el Pont Neuf, está la Place Laganne y el Chateau d’Eau, pues tras ello encontraréis una zona ajardinada donde poder disfrutar de un momento de descanso.

Puesta de sol en Pont Neuf

Hay muchos lugares desde donde disfrutar la puesta de sol en Toulouse pero, uno tiene que tomar la decisión de qué es lo que quiere ver: cómo cae el sol sobre el Garona y tiñe el cielo de colores, o ver cómo el efecto de ese sol va enrojeciendo las fachadas de ladrillo y convirtiendo este lugar en la ciudad rosa.

Desde el Pont Neuf podréis ver cualquiera de las dos opciones pues, os podéis bajar a las orillas del río Garona y ver la puesta de sol, o podéis giraros para ver cómo las primeras fachadas cambian de tonalidad.

Pasear por Canal du Midi

Una de las grandes sorpresas que ofrece Toulouse es la belleza de sus canales, pues puedes recorrerlos en un barco que te permite conocer la ciudad a otra altura.

En nuestro caso, hicimos un largo paseo por el canal y pasamos por zonas de embarcaciones a otras donde la frondosidad de los árboles capturaba toda la atención, como si uno se encontrara en el campo en lugar de estar en plena ciudad.

Jardín japonés

El jardín japonés de Toulouse es una de las grandes atracciones de esta ciudad. Es el lugar perfecto para relajarse y evadirse de la vida en la ciudad, dejar el ajetreo para otro momento y sumergirse en algunos rincones que os dejarán sin aliento.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También os llamarán la atención algunos diseños del mismo, por lo bien que refleja la construcción japonesa, como el puente rojo que es el más característico.

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos