Patrimonios de la Humanidad, a menos de una hora en tren desde Madrid

Hace poco, Madrid conseguía uno de sus grandes sueños: entrar en el selecto club de los lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En concreto, fue el área que integra el Paseo del Prado y el Retiro la que recibió este reconocimiento, bajo el nombre popular de Paisaje de la Luz. Pero en realidad, los […]

Hace poco, Madrid conseguía uno de sus grandes sueños: entrar en el selecto club de los lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En concreto, fue el área que integra el Paseo del Prado y el Retiro la que recibió este reconocimiento, bajo el nombre popular de Paisaje de la Luz. Pero en realidad, los ciudadanos de la ciudad y de la región ya tenían a tiro de piedra otros muchos sitios con este honor. En este artículo repasamos los que están a menos de una hora en tren, un medio de transporte que hemos elegido no solo porque te permite viajar con mascotas sino también porque es uno de los más sostenibles.

En tren, a los sitios protegidos por la Unesco en la Comunidad

A excepción del Hayedo de Montejo, un rincón natural protegido por la Unesco en plena Sierra Norte, los otros tres sitios declarados Patrimonio de la Humanidad están perfectamente conectados con la capital por medio del tren, en este caso mediante la red de Cercanías. Son:

  • Monasterio y Sitio de El Escorial
  • Universidad y Recinto Histórico de Alcalá de Henares
  • Paisaje Cultural de Aranjuez

El Monasterio y Sitio de El Escorial fue el primero de la región en ser reconocido por la Unesco, en 1984. Promovido por la dinastía de los Habsburgo o Austrias, en concreto por Felipe II, es el símbolo de toda una época: aquella en la que el sol nunca se ponía en el Imperio Español. Su estilo herreriano, de austera monumentalidad, se integra de manera armónica en su entorno, la sierra de Guadarrama. La visita al monasterio es obligada, con lugares de gran simbolismo como el Panteón de los Reyes, lugar de sepultura de la mayoría de monarcas españoles desde Carlos I.

Alcalá de Henares tuvo que esperar hasta 1998 para recibir su reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad, pero desde entonces hace bandera de ello con mucho orgullo. Su Universidad, una de las obras maestras del Renacimiento español, es la piedra angular de todo el conjunto. Pero por todo el centro histórico hay otros lugares de gran belleza e interés, como la casa natal de su hijo pródigo: Miguel de Cervantes.

Por último, en el extremo sur de la región se encuentra Aranjuez, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2001 por ser uno de los lugares favoritos de recreo de la Corte española. Sus Jardines fueron todo un vergel para disfrute de los monarcas en el pasado, mientras que hoy lo son para cualquier visitante. Además, el Palacio Real y su entorno, como la Plaza de San Antonio, son una magnífica muestra de las ideas ilustradas que trataron de difundir los monarcas de la dinastía Borbón.

En AVE, al Patrimonio de la Humanidad cercano a la Comunidad

Un tren desde Madrid también te puede llevar a otros sitios ‘cercanos’ con esta distinción. Y lo entrecomillamos porque, en realidad, están alejados geográficamente, pero el trayecto en AVE te hará creer que están muy cerca: menos de una hora de duración. En ese lapso de tiempo puedes llegar a:

  • Toledo
  • Segovia
  • Cuenca

Toledo es una de las excursiones favoritas de los madrileños y de los viajeros que visitan la capital: desde Atocha, el trayecto es de apenas 35 minutos. Las joyas arquitectónicas que esconde esta ciudad a orillas del Tajo son numerosas. Empezando por la imponente catedral gótica y siguiendo por su inmenso Alcázar, sus hermosas sinagogas (Santa María la Blanca y del Tránsito) y sus pintorescas callejuelas en las que convivieron durante siglos cristianos, musulmanes y judíos.

Para llegar a Segovia en AVE tendrás que salir desde Chamartín y en apenas media hora estarás en la estación de Segovia-Guiomar. Con un taxi o un autobús, en pocos minutos te plantarás en esta hermosa ciudad castellana, que también cuenta con una espectacular catedral y un alcázar majestuoso, pero que además añade un sobrecogedor acueducto romano en pleno centro histórico.

Por último, la opción de Cuenca empleará 55 minutos de tu tiempo, pero la recompensa bien vale la pena. No falta, como en las otras, una hermosa catedral, y numerosas construcciones civiles y religiosas dentro de su conjunto amurallado. Pero su gran icono son las Casas Colgadas, que desafían a la fuerza de la gravedad desde una cornisa de la hoz del río Huécar.

En definitiva, si vives en Madrid o viajas a la capital, debes saber que tienes mucho Patrimonio de la Humanidad a tu alcance: el Paisaje de la Luz (Prado-Retiro), El Escorial, Alcalá de Henares y Aranjuez en la Comunidad, pero también Toledo, Segovia y Cuenca a tiro de piedra.

También te puede interesar