Escrito por Tendenzias

El museo dell’Opera del Duomo de Florencia

Si quieres conocer realmente el Duomo de Florencia y todas las obras que estaban en la catedral junto con los monumentos adyacentes, la mejor oportunidad para lograrlo es visitar el museo dell’Opera del Duomo  de Florencia que se encuentra tras el ábside de Santa Maria del Fiore.

Nada más entrar al museo, en la recepción, uno ya se encuentra con una impresionante escultura que sólo es un aviso de la belleza artística e histórica que uno puede encontrar en el interior. En esta misma zona encontraréis el guardarropa, donde podéis dejar de forma gratuita la mochila para que vuestro recorrido por el museo sea aún más cómodo.

Cualquiera de las fotos que os muestre en este artículo no será más que una pequeña sensación de todo lo que podéis sentir caminando frente a estas grandes obras. Su imponencia y el nivel de detalle parecen reducidos pero espero que os sirvan para animaros a conocer las obras de este museo.

Antigua fachada de Arnolfo di Cambio

En la primera sala uno se encuentra con una visión insólita, un tamaño de sala inmenso que acoge una representación de la antigua y desaparecida fachada de Arnolfo di Cambio de la catedral.

Me ha resultado imposible poder hacer una fotografía completa para que pudieseis ver la fachada pero ocupa los tres pisos del museo de alto y la visión de cada una de sus partes es absolutamente espectacular. Como ya habréis leído en el artículo “Duomo de Florencia | Catedral de Santa María del Fiore“, al final fueron muchas generaciones las que fueron trabajando sobre el proyecto de Arnolfo y eso provocó ciertos cambios en la catedral.

Puertas del Baptisterio

Uno de los momentos más importantes en esta visita al museo es poder contemplar las auténticas puertas del Baptisterio.

Tal y como os comentamos en el artículo “El Baptisterio Duomo de Florencia: historia, simbolismo y entrada” las puertas tuvieron que ser llevadas al museo para poder mantener su perfecta conservación. En este lugar podrás verlas con detenimiento y en su máximo esplendor, reluciendo los relieves y las diferentes escenas bíblicas.

En el artículo citado anteriormente, podréis encontrar más detalles de las mismas y sus significados.

Esculturas

Miguel Ángel Buonarroti sigue siendo uno de los escultores que más atención reciben y es que sus obras no dejan de ser, sencillamente, magníficas. Sólo hay que estar frente a cualquiera de sus esculturas y acercarse un poco para fijarse en cada detalle, no sólo en la forma o posición del cuerpo (pudiendo lograr torsiones impresionantes y muy realistas) si no también en la expresión del rostro, tan humano y tan real que parece estar sucediendo en ese mismo instante.

En este museo nos encontramos con la Piedad florentina de Miguel Ángel que sigue manteniendo la composición piramidal, que hace que parezcan que todos los personajes forman un mismo elemento. En ella podemos ver a la Virgen María, María Magdalena a la izquierda y Nicodemo con el rostro de Miguel Ángel en un autorretrato.

Este artista era demasiado exigente para con sus obras y, tras no estar satisfecho con el resultado, comenzó a destruirla. Se pueden ver ciertas roturas en el cuerpo de Cristo y los dedos de la Virgen.

Una de las esculturas que llamaron rápidamente mi atención fue la de María Magdalena Penitente realizada por Donatello y que se encuentra en este museo. Es una obra realizada en madera policromada donde se puede ver perfectamente en sus rasgos el sufrimiento que quiso transmitirle el autor, un sufrimiento que vendría provocado por la expiación de los pecados.

Ésta son sólo algunas de las grandes esculturas que podréis encontrar en el interior del museo, a las que se suman estatuas de Andrea Pisano, Lorenzo Ghiberti, Luca della Robbia, Antonio del Pollaiolo, Verrochio, entre otros.

Música sacra

Paseando por el museo se oía de fondo música sacra, no sabía si era un hilo musical para recorrer toda la historia del Duomo o era de una sala en concreto, hasta que llegué a una sala que estaba decorada completamente diferente que las anteriores.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En la zona superior se veían ángeles con trompetas, unas paredes de madera y vitrinas. Nada más acercarme me encontré con libros enormes, a los que las fotografías no les hacen justicia, pero también una vitrina interactiva donde podías escoger la canción que querías que sonara dentro de la selección de música sacra de la época.

Una experiencia diferente dentro de este museo y que cuenta con un gran nivel de acústica, un rinconcito para sentarte durante unos minutos y descansar mientras te trasladas en el tiempo.

En la sala siguiente os encontraréis con los antiguos relieves del coro de la catedral de Santa María de Fiore, realizados por Baccio Bandinelli, los cuales hoy se encuentran en el museo y son sencillamente espectaculares.

Cúpula de Brunelleschi

Ésta es una de las salas más admiradas pues permite conocer cómo fue todo el trabajo de desarrollo y construcción de la cúpula de Brunelleschi, una de las grandes obras de arquitectura de todos los tiempos.

En esta sala encontraréis los materiales que fueron utilizados en la época, reproducciones de la cúpula en miniatura para poder verla desde diferentes ángulos y comprender la genialidad que llevó a cabo Brunelleschi, al igual que material audiovisual para conocer todo el trabajo más en profundidad.

En el artículo “Cúpula del Duomo de Florencia: subida, historia y decoración” os contamos más sobre la historia de la misma, la subida a la cúpula y la decoración de la misma.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Para finalizar, en la última planta encontraréis una terraza desde la cual vais a poder ver más de cerca la cúpula del Duomo.

Museo dell’Opera del Duomo de Florencia: entradas

Como os comenté en anteriores artículos relacionados con el Duomo de Florencia, tenéis una entrada acumulativa de 15 euros que os permitirá ver todos los monumentos relacionados con el Duomo y está incluido éste.

Esculturas del Campanario del Duomo

La entrada es válida durante 48 horas y os recomiendo que lo compréis con antelación para evitaros colas o que no podáis acceder a alguno de los monumentos que lo componen.

Encontraréis taquillas en el propio museo, en la Piazza San Giovanni 7 (frente a la entrada del Baptisterio) y en el Campanario.

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos