Escrito por

Museo Huacas de Moche

Como ya os he contado en otros artículos, nuestra llegada a Trujillo fue con horas de retraso por lo que tuvimos que comprimir la programación, así que fuimos directas al Museo Huacas de Moche antes de que lo cerraran en una visita relámpago.

museo huacas de moche

En el interior del museo no estaba permitido hacer fotografías así que en este artículo compartiré más información e historia que fotografías, las del interior son de Huacasdemoche.pe

La cerámica Moche

Los moche representaban en la cerámica todo tipo de motivos: naturaleza, fauna, divinidades, personas, la muerte…

Si nos centramos en la naturaleza, está representada en el arte moche donde se ven paisajes desérticos, fluviales y cada uno con un significado propio.

flora huacas moche

Pudimos ver en el arte cómo muchos animales fueron divinizados como las aves, los felinos y las reptiles. En el caso de la serpiente o amaru, está representada en muchos símbolos ya que es el animal que es capaz de atravesar los mundos y los comunica.

También pudimos ver la muerte representada a través de diferentes figuras como un personaje tocando el tambor porque lo ven como un paso, no como el final de la vida.

Otros personajes importantes de la época como una curandera con hojas de coca, una persona con la cara deformada que ha hecho pensar que estaban representando a una persona con parálisis o el Sacerdote Ciego.

perro moche

Un aspecto fundamental de la vida de los moche era la caza y por tanto, también estaba representado en su cerámica con la caza del venado o el lobo marino, e incluso se pueden ver las puntas que se utilizaban para la caza.

Sacrificios: Ofrendas a los dioses

A su vez, se encontró una porra con sangre disecada que se usó para sacrificar a un guerrero sacrificado, era utilizada para romperle el cráneo. En esta misma vitrina encontraréis un “tumi” cuchillo de sacrificio o ceremonial que servía para la extracción de sangre, el desgarro, etc.

No sólo se representaba a las personas sacrificadas en sus cerámicas si no que también se puede ver una representación de la lucha entre ambos guerreros y todos los pasos del sacrificio.

sala museo huacas de moche

La historia comienza entre una lucha de dos guerreros y el que pierde es tomado prisionero. Éste es purificado con un brebaje que le daba la sacerdotisa y que además contenía un alucinógeno para que el sacrificio fuera menos dolorosa.

Estos guerreros eran varones que tenían una edad entre los 18 y los 30 años.

Esta lucha no tenía un fin de expansión del territorio sino que el fin último era darle una ofrenda a su dios Aia Pæc (el dios de las montañas) o al dios que estuviera enfadado.

Los enfados de los dioses se veían a través de los terremotos, la falta de lluvia, epidemias, etc.

¿Extranjeros visitando la civilización Moche?

Uno de los datos más espectaculares que pudimos ver en nuestro paso por el museo, es que no sólo encontramos una cerámica absolutamente perfeccionista sino que además pudimos ver representada a una figura oriental que podría dar llevarnos a pensar que hubo algún tipo de relación con esta civilización.

foto3_1280x800

De la misma manera, también pudimos ver la figura de un africano grabados en cántaros, donde se representaban a las víctimas sacrificiales de la clase alta de la sociedad moche.

Puede que los mochica no tuvieran escritura, pero el detalle y la calidad de la cerámica es espectacular, es algo que os recomiendo ver porque acabas cuestiónandote tantas y tantas ideas preconcebidas sobre la evolución que es una oportunidad de ver la vida de otra manera.

Saqueos en las huacas

En este museo podrás acercarte mucho más a la cultura moche pero nos tenemos que resignar de antemano a la falta de ornamentación (o menos de la que realmente hubo) por todos los saqueos que sucedieron en las huacas.

Aún así, se han encontrado collares, pectorales, narigueras y orejeras de oro o con detalles preciosos que eran símbolo del rango y el poder que tenía la persona que los llevaba.

fondo2_800x600

También se encontraron detalles textiles como cuentas y botones que se han conservado de una manera sorprendente, no nos olvidemos que data de los años 100 al 800 dC.

Un dato importante para diferenciar la cerámica moche con otras, es que el 80% de la cerámica negra es chimú con un mono mientras que la moche sigue siendo negra pero no tiene mono.

En el próximo artículo nos trasladamos a las Huacas del Sol y la Luna, podréis ver con más detalle todo lo explicado en este artículo y quedaros atónitos con una realidad que puede pasar desapercibida “Hay Perú mucho más allá de los incas y del Machu Picchu”.

tarifas museo huacas de moche

Otros artículos de nuestro viaje a Perú

LocuraViajes.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos