Escrito por Tendenzias

Qué ver, qué hacer y qué comer en Zagreb

Pocos turistas que pasan sus vacaciones en Croacia, se acercan a su capital Zagreb. Una ciudad llena de encanto, con callejuelas sinuosas, museos alucinantes y un montón de atracciones que harán que te enamores de ella. Hoy dedicamos este espacio a conocer algo más esta romántica ciudad, qué ver, qué hacer y qué comer en Zagreb.

Qué ver en Zagreb

Últimamente uno de los destinos turísticos más solicitados hoy en día es Croacia, muchas veces atraídos por sus playas silvestres o por su extraordinario clima. Un país que nos recuerda a España cuando despertaba al turismo, un país para disfrutar.

Pero entre las joyas que podemos encontrar en Croacia, nos encontramos con su capital Zagreb, una ciudad situada entre el mar Adriático y el centro de Europa. Zagreb cuenta con una población aproximada al millón de habitantes, es una ciudad de estilo medieval, resultado de la unión de dos grandes ciudades. Con una historia que se remonta a 1094, Zagreb ofrece al visitante una ciudad que descubrir, con grandes edificios monumentales y una gastronomía exquisita en la que destacan sus famosos pasteles.

Iglesia de San Marcos

Una de las iglesias más importantes de la ciudad es la iglesia de Sveti Mrko, localizada en el barrio de Gradec. Un edificio muy característico por su espectacular tejado, provisto de pequeñas tejas de colores que representan los escudos de Croacia, Dalmacia y Eslovenia.

Una iglesia que por su tipo de ventanal y su antigua planta semicircular se calcula fue construida en el siglo XIII, aunque posteriormente fue reconstruida casi totalmente.

La Catedral de Zagreb o Catedral de la Asunción

Una verdadera maravilla de estilo Neogótico, localizada en el barrio de Kaptol, es una catedral consagrada a la Asunción de María y a San Esteban y San Ladislao de Hungría. La historia de esta catedral comienza en el año 1094, cuando se construyó una pequeña y sencilla iglesia de estilo románico con una sola nave.

Esta iglesia poco a poco fue siendo ampliada, hasta que en 1242, con la invasión de los Tártaros, fue totalmente destruida por un incendio. La iglesia comenzó a reconstruirse en el siglo XIII, sufriendo diversas reformas hasta llegar a mediados del siglo XIV, cuando se terminó.

Pero esta no iba a ser la última vez que se reconstruyera, medio siglo después de su inauguración, la iglesia sufrió otro terrible incendio que acabó casi por completo con ella. Hasta el siglo XV, no se inicia de nuevo su reconstrucción, esta vez al mas puro estilo gótico. Pero distintos ataques unas veces por las tropas españolas y otras por disputas internas, esta iglesia volvió a quedar destruida.

Parecía una catedral abocada al fracaso hasta que a mitad del siglo XVI, la Catedral se volvía a reconstruir en estilo gótico, un siglo después se levantó al lado de la catedral el campanario macizo de estilo renacentista que tiene la particularidad de tener 5 lados. También se construyó una atalaya y un bastión de defensa. Pero el campanario calló en el año 1880 por culpa de un terremoto. Hoy en día sigue siendo el símbolo de la ciudad.

El Mercado Dolac

Situado en la ciudad baja, llegando a la plaza Kaptol, se encuentra el mercado Dolac, un mercado dedicado a las frutas y verduras. Este mercado se abre por las mañanas y se convierte en el centro neurálgico tanto de comerciantes como de compradores, ya que hasta este mercado llegan comerciantes de todas las regiones del país, a ofrecer sus productos.

La puerta de piedra

Única superviviente de las cuatro puertas originales que daban acceso a al ciudad y que ha llegado hasta hoy en día. Esta puerta es el acceso al barrio de Gradec. Se trataba de la puerta este que daba acceso a la ciudad en la época medieval. Una puerta muy especial para los habitantes de la ciudad ya que entre otras, está envuelta en una extraña leyenda.

Cuenta la leyenda que tras un terrible incendio que devastó toda la puerta en el año 1731, sólo quedó intacto la imagen de una virgen con el niño, obra de un pintor desconocido. Tras este suceso, los católicos muy devotos achacaron propiedades divinas y milagreras a dicha imagen, siendo desde entonces un lugar de oración y ofrendas.

Qué hacer en Zagreb

En Zagreb podremos realizar distintas excursiones a lugares no muy lejanos de la ciudad, donde poder contemplar paisajes increíbles, disfrutar de lagos maravillosos y admirar todas las maravillas de las que la naturaleza ha dotado a esta rica tierra croata.

Lagos de Plitvice

Una belleza natural protegida por el primer parque nacional que se creó en Croacia. Además de ser el mas antiguo es el mas visitado de todo el país. Nombrado Patrimonio de la Humanidad, el parque nos presenta unas vistas increíbles tanto de los lagos como de las cascadas de Plitvice.

El parque consta de 16 lagos creados por el curso del agua durante siglos, lagos de agua cristalina que desembocan en unas impresionantes cascadas.

El pueblo de Rastoke

El pueblecito de Rastoke, se localiza en la confluencia de los ríos  Slunjčica y Korana. Famoso por la cantidad de molinos de agua con más de 300 años, que a día de hoy siguen funcionando a la perfección, unos molinos que se salvaron milagrosamente de la terrible guerra mantenida contra los servios.

Subida en Funicular

Dentro de la ciudad de Zagreb, no podemos dejar pasar la oportunidad de subir en uno de los encantos de la ciudad. Coge el funicular hasta el casco antiguo y disfruta de las vistas tan extraordinarias que la ciudad nos ofrece. El funicular es el medio de transporte más utilizado porque también es el más antiguo de toda la ciudad. Su edad es de 125 años y su función es acercar al ciudadano la parte alta de la ciudad, el conocido barrio de Gradec.

Museo de Relaciones Rotas

Sin duda uno de los museos más extraños que puedes visitar es sin duda el museo de relaciones rotas. Un museo que ha nacido de la expresión artística que provoca la desgracia, las malas experiencias, la tristeza, etc. Un museo que no debes perderte por su originalidad y porque seguro que contactas con alguna pieza de sensibilidad especial.

Qué comer en Zagreb

Croacia tiene una gastronomía exquisita aunque todavía desconocida. No puedes viajar a Zagreb y no probar algunos de sus exquisitos platos típicos, con hojaldres, ricos platos de carne o deliciosos guisos de influencia árabe. No olvidemos antes de irnos, probar cualquiera de los siguientes platos.

Strukli

Se trata de un plato horneado compuesto por una fina masa de delicioso y crujiente hojaldre enrollado en cuyo interior descubrimos un delicioso queso fresco regado por una salsa de huevo y vrhnje (una especie de leche agria similar a la nata).

Burek

Un plato de clara influencia árabe y muy típico de la ciudad de Sarajevo aunque también lo podemos probar en Zagreb, sin ningún problema. Se trata de un producto de pastelería, con una base de hojaldre salado y carne. Aunque en Zagreb se suele preparar con queso en lugar de carne. Otras variaciones pueden darse con patatas, carnes, verduras, etc.

Sarma

Un plato típico del invierno, la sarma es un plato que se cocina durante largas horas, se trata de una especie de bolas formadas por carne y arroz, cada una de ellas envuelta en una hoja de repollo. Su saber es bastante fuerte, pudiendo llegar a ser incluso picante, según el gusto del cocinero. Se suele servir en una especie de sopa o caldo producto de la cocción.

Qué ver, qué hacer y qué comer en Zagreb | Galería de Imágenes

También te puede interesar:

LocuraViajes.com

Newsletter