Guía por Trogir – qué ver en 1 día

La pequeña y hermosa Trogir es una ciudad croata situada en la costa Dálmata, que formó parte de nuestra ruta en coche por Croacia. Una ciudad con un casco antiguo pequeño, con edificios barrocos y renacentistas, que la erigieron como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997. Historia de Trogir La ciudad de […]
LocuraViajes.com

La pequeña y hermosa Trogir es una ciudad croata situada en la costa Dálmata, que formó parte de nuestra ruta en coche por Croacia. Una ciudad con un casco antiguo pequeño, con edificios barrocos y renacentistas, que la erigieron como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

Historia de Trogir

La ciudad de Trogir fue fundada en el siglo III a.C. por los colonos griegos, con el nombre de Tragurio. Posteriormente, esta ciudad estaría bajo el dominio de los romanos, los eslavos, los sarracenos, los venecianos, austrohúngaros, italianos, yugoslavos y hasta que llegó la independencia de Croacia en 1991.

¿Qué ver en Trogir?

La pequeña y hermosa Trogir es una ciudad llena de encanto, en la que encontraréis una gran influencia de la arquitectura veneciana. Esta ciudad cuenta con detalles arquitectónicos de multitud de siglos y herencias, un lugar fantástico para desconectar y disfrutar de la historia.

Nosotros sólo pudimos dedicarle unas horas a la ciudad pero, si tenéis más tiempo, no dudéis en pasar un par de días y ver Trogir de noche, con su casco histórico iluminado.

Muelles de Trogir

Si llegáis a la ciudad de Trogir en coche tendréis que dejar vuestro vehículo en las afueras de la ciudad, donde podréis ver un parking de fácil acceso y al aire libre. Desde allí podréis disfrutar de un comienzo de unas vistas previas de la ciudad, del casco histórico y de los muelles.

Puertas de la ciudad

El casco histórico de la ciudad de Trogir aún cuenta con algunas murallas y puertas del siglo XV por la que se accede al interior: puerta del oeste y del este tenían un puente levadizo, la del sur de decoración renacentista y la del fuerte de San Nicolás.

Realmente, en la actualidad podréis encontrar callejuelas por las que acceder a la ciudad pero, si tenéis la oportunidad, no dejéis de conocer las hermosas puertas de toda la ciudad.

Trogir – Catedral de San Lorenzo

La catedral de San Lorenzo es uno de los monumentos más importantes de la ciudad, comenzando su construcción en el año 1200 aproximadamente y se dio por terminada en el 1589. Tantos años de construcción ha implicado que esta catedral cuenta con distintos estilos arquitectónicos.

El campanario destaca por encima de todos los edificios de la ciudad con su altura de 47 metros pudiendo verlo desde multitud de ángulos en vuestro paseo por Trogir. Si os fijáis en cada planta del mismo podréis ver al detalle los distintos periodos de construcción en función de los elementos decorativos utilizados: gótico, gótico veneciano, renacentista y barroco

La puerta de Adán y Eva, también conocida como el pórtico de Radovan, es una de las obras maestras por las que merece la pena visitar esta catedral. Al igual que en la puerta de Sibenik, se trata de dos leones, Adán y Eva sobre los mismos, junto con distintas escenas de la Biblia entorno a las mismas.

Advertisement

En su interior destaca la capilla de San Iván Trogirski, el púlpito octogonal de finales del s. XIII y la gran crucifixión pintada (1440).

Trogir – Palacio Ćipiko

El Palacio Ćipiko es de estilo gótico veneciano y fue construido por una familia importante, la familia Ćipiko. A su izquierda está el Palacio Pequeño y a su derecha está el Palacio Grande.

Torre del reloj

Una de las zonas más importantes del casco histórico se encuentra en la Plaza Juan Pablo II, donde podréis ver la Logia, la torre del reloj y la catedral. En este caso, la torre del reloj fue construida en el año 1477 y se trata de lo que queda de la iglesia de San Sebastián, la cual fue levantada como protección de la peste. Hoy día se ha convertido en un monumento en memoria de aquellos que murieron en la guerra civil.

Trogir – Logia

Junto a la torre se encuentra la Loggia. Llama mucho la atención al tratarse de un pórtico abierto, sostenido por seis columnas y capiteles romanos, al que se puede acceder por una única puerta de escaleras.

Advertisement

La Logia fue utilizada anteriormente como Tribunal Público y en el interior se encuentran dos relieves: La Justicia (Nicolás de Florencia, 1471) y el Virrey (prohibición) Berislavic (por I. Mestrovic).

Trogir – Convento dominico de San Nicolás

Este convento fue construido en el año 1064, se encuentra próximo a las murallas antiguas de la ciudad y a la fortaleza. En el interior de la misma se encuentra la iglesia de San Nicolás y podréis ver pinturas que datan de los siglos XIII al XVI, además de una interesante combinación de objetos sagrados y profanos.

La Riva

El paseo marítimo de la ciudad de Trogir no mide más de 450 metros pero en él podréis ver ferries, veleros o yates de grandes dimensiones amarrados en la orilla. Paseando por la Riva podréis encontrar el convento benedictino de San Nicolás, la fortaleza Camarlengo o el Palacio Lucic.

Advertisement

También podréis encontrar rincones tan fantásticos como éste para disfrutar de la tranquilidad del mar y del sol, bancos con vistas que inspiran.

Castillo del Camarlengo

El Castillo del Camarlengo se construyó en el siglo XV y se encuentra al final de La Riva. Si tenéis tiempo, no dudéis en pasear por las murallas del castillo o subir a la torre (el coste suele estar por unas 25 kn). Una construcción levantada en la época de la República de Venecia, la cual fue erigida como residencia del gobernador y como puesto de vigilancia.

Otros artículos de nuestra ruta por Croacia son:

También te puede interesar